Rusia niega que caza ruso maniobrara peligrosamente cerca de avión de EEUU

El Ministerio de Defensa de Rusia negó hoy que un caza Su-27 de la Fuerza Aérea Rusa maniobrara de manera "peligrosa" cerca de un avión de reconocimiento RC-135 de Estados Unidos cuando sobrevolaba las aguas del mar Báltico.

"El 14 de abril las Fuerzas de Defensa Antiaérea detectaron en el mar Báltico un objeto desconocido que se dirigía a gran velocidad hacia la frontera rusa", dijo el general Ígor Konashenkov, portavoz castrense, a medios locales.

Para identificar el objetivo "despegó un caza Su-27 de la Flota del Báltico, que efectuó un vuelo de reconocimiento y lo identificó como el aparato de inteligencia RC-135U de las Fuerzas Aéreas de EEUU".

El general ruso explicó que una vez entró en contacto visual con el caza ruso, la aeronave estadounidense cambió de rumbo y se alejó de la frontera rusa.

"Todo el vuelo del avión ruso transcurrió en estricto respeto de las reglas internacionales de uso del espacio aéreo. No tuvo lugar ninguna situación fuera de la normal", añadió.

En cambio, el Pentágono denunció hoy que su avión sobrevolaba el espacio aéreo internacional cuando "fue interceptado por un avión ruso modelo SU-27 de una forma peligrosa y poco profesional", por lo que envió una protesta formal a las autoridades rusas.

La aeronave estadounidense "no cruzó en ningún momento al territorio ruso", según la fuente, que recordó que ese tipo de maniobras "tienen el potencial de causar graves daños a todas las tripulaciones aéreas involucradas".

Este incidente ocurrió al día siguiente de que otros dos aviones de combate rusos volaran "de forma agresiva" cerca del destructor estadounidense "USS Donald Cook" en la misma zona.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que tachó este último incidente "provocativo", abordó este asunto el viernes con su colega ruso, Serguéi Lavrov.

Kerry aseguró que, bajo las reglas de la guerra por las que se rige Estados Unidos, la maniobra cercana al destructor estadounidense "podría haber justificado el derribo" del caza ruso implicado en la maniobra.

En cambio, entonces Konashenkov también negó que los aviones de guerra rusos se hubieran comportado de manera "peligrosa" y recordó que el Donald Cook "se encontraba a unos 70 kilómetros de la base marítima rusa".

El Kremlin ha criticado en los últimos meses a EEUU y la OTAN por incrementar su presencia militar cerca de sus fronteras, especialmente en los países bálticos, que han advertido a la Alianza sobre la creciente amenaza militar que representa Rusia.  

Lea más

Leyendas de la aviación rusa >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies