Alertan en Rusia contra auge de crímenes de orden extremista

El jefe del Comité de Investigaciones (CI) de Rusia, Alexndr Bastrikin, aseguró hoy que los crímenes de carácter extremista crecieron casi 30 puntos porcentuales en 2015 respecto al año anterior.

Según el titular del cuerpo del orden, en 56 sujetos federales de todo el estado eurasiático ocurrieron mil 329 delitos tipificados en esa categoría, cifra que representa un 28,5 por ciento en relación con 2014.

En un artículo publicado por Kommersant Vlast, consideró preocupante el incremento de mil 128 a mil 538 (36,3 puntos sobre 100) de los casos de terrorismo en igual etapa, sobre todo en el Cáucaso del Norte.

Bastrikin calificó de especialmente difícil la situación en el distrito federal Cáucaso del Norte, donde se registró el mayor número de acciones calificadas de terroristas dentro del país, las cuales sumaron mil 168 (75,9 por ciento).

El alto oficial consideró necesario profundizar en las pesquisas sobre posibles actividades extremistas de organizaciones juveniles, culturales y religiosas del país, e insistió en que los órganos correspondientes tomen cartas en este asunto.

Sobre Internet, opinó que se debe estudiar la penalización de la descarga, recolección y posesión de este tipo de información, pues las tecnologías informáticas constituyen pruebas para la justicia de la culpabilidad de los sospechosos.

Al ampliar sobre el terrorismo, el jefe del CI precisó que más de mil rusos viajaron a Siria para combatir en las filas de los grupos antigubernamentales, y de ellos unos 135 murieron en los enfrentamientos.

Subrayó el jefe del órgano de instrucción policial que a propósito de la intervención de nacionales en la cruzada terrorista contra Damasco quedaron abiertos 469 expedientes criminales.

Respecto a las rutas y los pretextos utilizados, dijo que esos ciudadanos rusos suelen ingresar en territorios de "alta actividad terrorista" a través de Turquía y Egipto bajo la fachada de turistas, actividad comercial o estudiantes interesados en la preparación teológica.

El jefe del CI recordó que en medio de esta coyuntura, Estados Unidos y sus aliados atacan a Moscú con sanciones económicas y comerciales, se provoca la caída de los precios del petróleo y se ejerce presión especulativa contra la divisa rusa.

Como resultado negativo, deploró Bastrikin, ocurrió una devaluación del rublo y una caída notable del poder adquisitivo de la población.

Rusia y otros países viven desde hace 10 años en medio de una guerra híbrida iniciada por Estados Unidos y sus aliados, que ya se convirtió en confrontación abierta, concluyó el oficial de alta jerarquía en el artículo de Kommersant Vlast.

Lea más

¿Cómo luchan los servicios secretos rusos contra el Estado Islámico? >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.