La Fiscalía detecta "indicio penal" detrás del derribo del avión ruso

La Fiscalía general egipcia remitió hoy a un organismo especial las investigaciones del siniestro del avión ruso que se precipitó el pasado 31 de octubre en la península del Sinaí, tras haber detectado un "indicio penal" en los hechos.

Según la agencia oficial de noticias Mena, el fiscal general egipcio, Nabil Sadeq, remitió la investigación a la Fiscalía Suprema de la Seguridad del Estado, organismo que suele encargarse de casos relacionados con terrorismo,

La Fiscalía tomó esta decisión después de que el informe técnico emitido por la Oficina de investigaciones rusa señalara que existe un "indicio penal" en el siniestro, precisó Mena.

Dicho informe fue enviado a la Fiscalía general egipcia por el comité de investigación del Ministerio de Aviación Civil.

El pasado 24 de febrero, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, admitió por primera vez que el avión ruso fue derribado deliberadamente, después de que tanto Rusia como el Reino Unido apuntaran a un atentado terrorista y suspendieran los vuelos a Egipto.

Hasta la fecha, las autoridades egipcias habían negado que el avión ruso hubiera sido derribado y se habían limitado a asegurar que todas las posibilidades estaban abiertas y que las investigaciones en marcha no habían arrojado resultados concluyentes.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió su responsabilidad en el derribo del avión y aseguró que lo hizo con una lata de refresco cargada de explosivo, que fue introducida a bordo del aparato, el cual despegó del aeropuerto de la localidad turística de Sharm el Sheij, en el mar Rojo, y se dirigía a Rusia.

El aparato, de la compañía MetroJet, se estrelló poco después de despegar y las 224 personas que viajaban a bordo fallecieron.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies