España pide nuevas ayudas frente a veto ruso a los productos alimenticios

España pidió hoy a la Comisión Europea (CE) que las nuevas ayudas frente al veto ruso sobre los productos agroalimentarios entren en vigor el 1 de julio y que se amplíen al caqui y la granada, dijo a Efe la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina.

La titular española planteó esa cuestión durante un debate en un consejo de ministros europeos de Agricultura en el que se pasó revista a la situación de los mercados afectados por la crisis, en particular del lácteo, el porcino y las frutas y hortalizas, y a la aplicación de las nuevas medidas anunciadas en marzo por Bruselas.

En ese contexto, García Tejerina solicitó que las futuras ayudas frente al veto ruso entren en vigor el 1 de julio (al término de las vigentes, que expiran el 30 de junio), para que "no haya un periodo sin medidas de intervención extraordinarias, y que "incluyan el caqui y la granada", que no estaban cubiertos con anterioridad.

También recordó al Ejecutivo comunitario la necesidad de aumentar los "precios de retirada" de las frutas y verduras, es decir las cotizaciones a partir de las cuales los productores perciben ayudas por sacar su producto del mercado, ya que según España, los índices actuales son demasiado bajos y ello hace que el mecanismo no resulte atractivo.

Según la ministra, el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, adelantó que el nuevo reglamento para la prórroga de las ayudas "no será exactamente igual, sino más adaptado" a la evolución de los mercados en los dos años desde el veto ruso.

Durante su intervención en el Consejo, Hogan reconoció que persisten las dificultades en el sector hortofrutícola pese a los esfuerzos realizados e indicó que desde el inicio del veto ruso y hasta el 31 de marzo pasado, más de un millón de toneladas de frutas y verduras se han retirado del mercado.

El comisario indicó que Bruselas "está considerando" las futuras ayudas y la "posible mejora del funcionamiento del sistema de retirada para las frutas y verduras, si fuera apropiado".

Por otra parte, España reiteró hoy su preocupación por el crecimiento de la producción de leche y por la duración de los bajos precios, explicó la ministra.

En ese contexto, pidió a la Comisión que informe de cómo se va aplicando el artículo 222 del reglamento de la Organización Común de Mercados Agrarios, que habilitará a productores, cooperativas o la interprofesional a concertar acciones para controlar la cantidad de leche en el mercado, con el objetivo de reequilibrar la oferta y la demanda.

También solicitó, explicó la ministra, "que a la mayor brevedad esté vigente el Reglamento para duplicar las cantidades de intervención tanto de leche desnatada en polvo como de mantequilla".

Sobre el porcino, España reclamó al Ejecutivo comunitario que "vaya implementando la medidas anunciadas", por ejemplo las de promoción o los apoyos a las exportaciones.

Por su parte, Hogan animó a los países a asegurar la rápida adopción de la propuesta para doblar los volúmenes de intervención pública a precio fijo para la leche en polvo desnatada y la mantequilla, que ahora están en los 109.000 y 50.000 toneladas, respectivamente, hasta alcanzar las 218.000 y 100.000 toneladas.

También invitó a los países a incentivar entre sus ganaderos y cooperativas el uso del mecanismo para regular la producción de leche a través del artículo 222, "para que la operación sea un éxito".

 

Lea más

 

Todo lo que hay que saber sobre las sanciones a Rusia >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.