Medvedev viaja a Armenia y Azerbaiyán para impulsar pacificación

El primer ministro de Rusia, Dmitri Medevedev, viajará hoy a Armenia y mañana a Azerbaiyán para dialogar sobre la necesidad de consolidar la tregua pactada tras la más reciente escalada de la violencia en Nagorno Karabaj, confirmó el Ejecutivo.

Medevedev sostendrá este jueves una reunión en Ereván con el presidente armenio, Serzh Sargsyaán, y también analizará temas de interés común con su par, Hoyik Abrahamyán, según la fuente.

El servicio de prensa del Gobierno ruso aseguró que su titular platicará mañana en Bakú con el mandatario azerí, Ilján Alíev, y también con el primer ministro de esa república exsoviética, Artur Rasizade.

La víspera, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, instó telefónicamente a lograr el cese el fuego en Nagorno Karabaj a Sargsián y Aliyev, según la portavoz de la cancillería, María Zajárova.

En su habitual rueda de prensa semanal, Zajárova anticipó que Medevedev también desempeña un papel importante en la búsqueda de una solución negociada para el el conflicto que ya causó decenas de muertes.

También el canciller Serguiei Lavrov viajó ayer a ambos países para mediar en la búsqueda de una solución para el diferendo.

El Ministerio de Defensa de Rusia, en tanto, informó que los jefes de Estados Mayores de las Fuerzas Armadas de los dos países en conflicto por el enclave de Nagorno Karabaj sostuvieron una reunión en Moscú.

El canal federal Rossiya 24 reportó que el presidente Putin conversó telefónicamente con los dos jerarcas castrenses en busca de un entendimiento.

Como resultado de todos esos esfuerzos, según la cartera de Defensa armenia, se alcanzó en las conversaciones de Moscú un acuerdo sobre el alto el fuego en Nagorno Karabaj.

Los choques a gran escala se reiniciaron en ese enclave el 2 del mes corriente y constituyen la mayor escalada de violencia desde que el conflicto quedó "congelado" hace más de 20 años.

Las dos repúblicas del Cáucaso asumen posiciones antagónicas desde que en 1988 el enclave de Nagorno Karabaj, poblado en su mayoría por armenios, autoproclamó su independencia respecto a la entonces república Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Esa acción separatista originó un conflicto que se inició en 1992, concluyó en 1994 y provocó que Bakú perdiera el control del Karabaj y de siete distritos adyacentes.

Para promover una solución política del diferendo, en 1992 fue creado el grupo de Minsk, cuyos copresidentes son Estados Unidos, Francia y Rusia, países que sostendrán una reunión la próxima semana en Viena, según se informó.

Las autoridades de Azerbaiyán reiteran la voluntad de recuperar su integridad territorial, mientras que Armenia respalda los intereses de la autoproclamada República de Nagorno Karabaj, excluida en el formato de las negociaciones.

Lea más

Claves y riesgos para Rusia del conflicto en Nagorno Karabaj >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies