La piloto ucraniana juzgada en Rusia modera su huelga de hambre

La piloto ucraniana Nadezhda Sávchenko, juzgada en Rusia tras ser acusada del asesinato de dos periodistas rusos, aceptó beber agua tras casi una semana de huelga de hambre sin líquidos, anunció hoy su abogado defensor, Mark Feiguin.

"Hoy he visitado a Nadezhda en prisión. Ha empezado a beber agua", pero seguirá sin comer al menos hasta que el tribunal que la juzga dicte sentencia sobre su caso el próximo 22 de marzo, explicó el letrado.

La piloto, que anunciaba ayer mismo que seguiría sin comer ni beber hasta ser repatriada a Ucrania, decidió moderar su huelga de hambre después de que se lo pidiera el presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

"A Sávchenko hay que prometerle que en caso de que sea condenada a prisión, pueda cumplir la pena en Ucrania. Mientras no oiga una clara respuesta sobre este asunto, no podremos convencerla de que deje la huelga de hambre", ha advertido Feiguin.

Mientras, el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores adelantó ayer que de momento no hay negociaciones con las autoridades ucranianas para el canje de la piloto por ciudadanos rusos apresados por Kiev en el este de Ucrania.

"Esto no es posible hasta que no haya una decisión judicial", dijo la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, que dejó abierta esa posibilidad una vez concluya el proceso.

La Unión Europea y Estados Unidos han exigido a Rusia la liberación inmediata de la piloto ucraniana.

Según la Fiscalía de Rusia, que solicita 23 años de prisión para la piloto, Sávchenko proporcionó a las fuerzas ucranianas las coordenadas de un puesto de control de las milicias prorrusas en la región de Lugansk, donde estaban los dos periodistas que resultaron muertos por fuego de mortero.

Sávchenko, elegida diputada ucraniana en los comicios de octubre de 2014, ha reconocido que guió a la artillería ucraniana sobre los objetivos a los que apuntar, pero negó que les proporcionara datos para la corrección del fuego.

En cualquier caso, mantiene que el día en que murieron los dos reporteros rusos se dedicó en compañía de su hermana, Vera, a evacuar en su coche a los soldados ucranianos heridos en la localidad de Schastie, región de Lugansk.

Sávchenko denunció que fue secuestrada en territorio de Ucrania y llevada a la fuerza a Rusia.

Según las autoridades rusas, la piloto fue detenida en julio de 2014 en la frontera ruso-ucraniana, cuando trataba de cruzar a Rusia desde territorio ucraniano como refugiada.  

Lea más:

Claves del caso de la piloto ucraniana Nadiezhda Sávchenko

El juicio tiene un gran seguimiento mediático dentro y fuera de Rusia

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.