Comienza juicio en Crimea para prohibir la Asamblea tártara por extremismo

El Tribunal Superior de la anexionada república de Crimea abrió hoy el juicio para prohibir el Medzhlís (Asamblea Popular) de los tártaros, acusado de "extremismo" por la Fiscalía regional.

La fiscal de Crimea designada por Moscú, Natalia Poklónskaya, presentó hace dos semanas una demanda contra el Medzhlís al considerar que la asamblea -representante de la minoría tártara de la península- es responsable de organizar desórdenes públicos y otras acciones dirigidas contra las autoridades del territorio.

Tras una breve sesión, el tribunal resolvió reanudar el juicio dentro de una semana para que la defensa del Medzhlís tenga tiempo de estudiar los documentos acusatorios presentados hoy por Poklónskaya, redactados en 637 folios y siete discos compactos.

La sede del juzgado fue acordonada por las fuerzas de seguridad rusas, que "eligieron la sala más pequeña del tribunal y la llenaron de estudiantes", para impedir que la gente pudiera acudir al juicio, según denunció uno de los líderes de los tártaros de Crimea, Zair Smedlíaev, en declaraciones a la prensa.

El Medzhlís -que no goza ni gozaba antes de la anexión de Crimea de un estatus oficial pese a existir desde finales de la década de los 80 del siglo pasado- ha calificado el juicio de "farsa" y se ha mostrado seguro de que la ONU saldrá en su defensa.

Representantes de la asamblea tártara señalaron que la demanda presentada por Poklónskaya tiene numerosos defectos de procedimiento, aunque también han reconocido que moralmente ya están preparados para su prohibición.

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) ha condenado la intención de las autoridades rusas de vetar la actividad de la institución que representa a la minoría tártara y que no reconoce los resultados del referéndum por el que Crimea fue anexionada por Rusia hace dos años

Las autoridades de la república, sin embargo, insisten en que el Medzhlís cuenta con el respaldo de apenas un 20 % de los tártaros que viven en la península.

Los tártaros, que no llegan a los 300.000 miembros en la península y representan el 14 % de la población, eran los principales pobladores de Crimea hasta que el imperio ruso conquistó el territorio en el siglo XVIII.

Durante el estalinismo fueron deportados en masa a repúblicas países de Asia central y solo pudieron regresar a Crimea tras la caída de la Unión Soviética, en 1991.

Lea más

Los tártaros de Crimea, entre Rusia y Ucrania >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.