Cita con patriarca Kirill, otro voto del Papa por el diálogo

Roma, 10 feb (PL) El encuentro entre el papa Francisco y el patriarca ortodoxo ruso, Kirill, reviste un alto simbolismo en momentos en que el jefe de la Iglesia católica refuerza su mensaje a favor del diálogo y la armonía entre credos.

La cita prevista el 12 de febrero en La Habana será la primera en la historia y marcará una etapa importante en las relaciones entre ambas iglesias, resaltaron la Santa Sede y el Patriarcado de Moscú en un comunicado.

Los líderes de fe coincidirán en una reunión que se espera "sea una señal de esperanza para todos los hombres de buena voluntad", indicó la declaración de las dos instituciones.

El cónclave llega precisamente cuando el jefe de Estado del Vaticano redobla su llamado a favor del entendimiento como clave para allanar el camino hacia la paz en el planeta, un mensaje reiterado desde que inició su pontificado en 2013.

Mientras las religiones y sus diferencias vuelven a ser excusas para conflictos, Francisco aboga por "que el diálogo sincero entre hombres y mujeres de diversas religiones conlleve frutos de paz y de justicia".

Así se pronunció en un video difundido recientemente, en el cual estimó que si la mayor parte de los habitantes del planeta se declaran creyentes, ello debería generar no la guerra sino un intercambio fluido entre los credos así como la colaboración con quienes piensan distinto.

El Papa habló en español pero el material, divulgado en Internet y en las redes sociales, tiene traducciones a 10 idiomas con el fin de alcanzar a la mayor cantidad de personas posible.

A finales de enero Su Santidad visitó la principal Sinagoga de Roma y allí defendió que "todo ser humano, como creación de Dios, es nuestro hermano, independientemente de su origen o fe religiosa", 

En un evento que rindió homenaje a los sobrevivientes del Holocausto judío durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el Papa aseveró que la violencia del hombre contra el hombre es la contradicción de toda religión que valga su nombre.

"Ni la violencia, ni la muerte tendrán la última palabra ante Dios, que es el Dios del amor y de la vida. Oremos con insistencia para que nos ayude a practicar en Europa, en Tierra Santa, en Medio Oriente y África, en todo lugar del mundo, la lógica de la paz, de la reconciliación, del perdón", demandó.

En noviembre de 2014, el Sumo Pontífice visitó Ankara, capital de Turquía, país emblemático en este sentido por constituir un puente entre diversas regiones con culturas milenarias.

Allí abogó por un mundo habitado "por hombres y mujeres de paz, capaces de vivir como hermanos y hermanas, no obstante la diversidad étnica, religiosa, cultural o ideológica".

Ante el cuestionamiento de si en el contexto actual todavía hay espacio para el diálogo entre credos, Francisco aseguró que la respuesta es "Sí, más que nunca".

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.