Chile exhibe la calidad de sus alimentos en la feria Prodexpo de Moscú

Un quincena de productores chilenos de vinos y espumosos, aceites de oliva, frutos secos, mariscos y conservas exhibieron hoy su calidad en la feria de alimentación Prodexpo 2016 de Moscú, la más importante de su ámbito en Rusia y Europa del Este.

 

"Los productores chilenos son muy cuidadosos con la calidad. Su oferta va desde productos muy competitivos hasta otros más caros pero que pese a todo tienen su nicho por la excelente calidad que ofrecen", dijo a Efe Arseni Demidenko, director de Mercado de BDP, una plataforma que representa a numerosas empresas alimentarias en varios países emergentes, entre ellos Rusia.

 

Chile ha desembarcado en la feria moscovita con la ambición de consolidar su presencia en Rusia pese al retroceso que han sufrido sus empresas por la difícil situación que atraviesa la economía de este país, en grave recesión desde hace un año y medio.

 

"El comercio entre nuestros países va más allá de cualquier situación coyuntural. Para nosotros este país es una prioridad en política comercial. Y nuestros exportadores tienen un gran interés por Rusia", señaló a Efe Juan Eduardo Eguiguren, embajador de Chile en Moscú.

 

Demidenko, sin embargo, reconoce que la fuerte depreciación del rublo, que ha perdido más de la mitad de su valor en el último año y medio, "ha afectado a todos los exportadores", aunque algunos sectores como el de frutas, de primera necesidad, lo sobrellevan mejor que otros como vinos y aceites de oliva.

 

Los productores de alimentos perecederos, sobre todo los de las frutas en el caso chileno, se han beneficiado del embargo alimentario adoptado por Rusia contra los países de la Unión Europea en respuesta a las sanciones contra Moscú por su papel en la crisis de Ucrania.

 

"La fruta se mantiene estable y es uno de nuestros negocios principales. Ya tenemos la red suficiente para conectar a nuestros socios directamente con las grandes cadenas de supermercados, que son en nuestra opinión el futuro para nuestro negocio en Rusia", explicó Demidenko.

 

En la otra cada de la moneda están los productos de alta gama, que sufren por la pérdida del poder adquisitivo de los rusos.

 

Equiguren, pese a todo, es optimista y asegura que Rusia es para Chile "uno de los principales mercados, con un gran futuro".

 

"En los últimos cinco años nuestras exportaciones a Rusia han aumentado progresivamente", destacó el embajador chileno.

 

También son optimistas los representantes de Viñedos Casal de Gorchs, que triunfan en Rusia con su vino espumoso "Fresita" que según aseguró a Efe Sebastián Pañaloza, director comercial de la empresa, "no tiene competidor en este mercado al ser un producto único" por la pulpa de fresa natural que lleva.

 

"Así y todo, 2015 ha sido un año difícil. El consumidor ruso compra cada vez menos productos caros", reconoció.

 

Las exportaciones de alimentos chilenos a Rusia han caído alrededor de un 24 por ciento en 2015 en comparación con el año anterior, según datos de Prochile, institución del Ministerio de Relaciones Exteriores que apoya la exportación.

 

Alrededor de 2.000 compañías de 64 países de todo el mundo participan en la feria agroalimentaria Prodexpo 2016, desplegada sobre una superficie de 10.000 metros cuadrados.

 

Lea más

 

Rusia y los países latinoamericanos renuevan relaciones en 2015 >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.