Rusia ante una invasión de Siria por parte turca y saudí

Soldado turco cerca de la frontera con Siria en noviembre de 2014.

Soldado turco cerca de la frontera con Siria en noviembre de 2014.

AP
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia sospecha que Turquía pretende invadir Siria. Según la información de los medios internacionales, Arabia Saudí también puede enviar miles de combatientes de unidades especiales a Siria. RBTH analiza una posible reacción por parte de los militares rusos, que llevan cinco meses combatiendo a los islamistas del ISIS, a las acciones de Ankara.

El editor jefe de la revista El arsenal de la patria, Víktor Murajovski, experto jefe del Centro de los estudios político-militares del Instituto de las Relaciones Internacionales de Moscú, Mijaíl Alexándrov, explica a RBTH cómo puede reaccionar Rusia a una posible intervención de Turquía o Arabia Saudí en Siria.

Por dificultades logísticas no será nada fácil para Arabia Saudí enviar tropas a Siria; el país árabe no tiene frontera con Siria. De modo que Riad tan solo tiene dos opciones: enviarlas a través de Irak o a través de Turquía. La primera opción no es nada fácil. Cada vez que pequeños grupos militares saudíes cruzaban la frontera iraquí, Bagdad siempre denunciaba esta agresión.

La segunda, invadir Siria a través de Turquía) parece más verosímil. En un publicado en el diario británico The Guardian, en el que se analizan los planes de Riad, se habla de su disposición para coordinar sus acciones con Ankara.
 
Primer escenario: paracaidistas rusos desembarcan en la frontera sirio-turca

Según señalan los expertos, el traslado de miles de combatientes saudíes a Turquía y su intervención en Siria requieren una preparación seria y la necesidad de desplegar tropas en el territorio del país árabe. Es difícil que estas acciones pasen desapercibidas y llevarán su tiempo.

Para entonces Bashar al Asad podrá aunar esfuerzos para cerrar la frontera sirio-turca y no permitir la intervención. En caso de que los sirios no consiguieran cerrar la frontera a tiempo, Moscú podría ayudarles trasladando allí a sus paracaidistas, opina Mijaíl Alexándrov.

En general, los expertos rusos creen poco probable la intervención de Arabia Saudí. Aunque no se puede descartar la intervención de Turquía,  sobre todo teniendo en cuenta que los militares turcos ya invadieron el norte de Irak, concretamente las regiones ocupadas por los Kurdos.
 
Segundo escenario. Entrenamiento de soldados y suministro de armas


Es más verosímil. Los kurdos, que luchan por su autonomía, se han convertido en un dolor de cabeza para Turquía. En caso de que los turcos invadan las regiones kurdas, es poco probable que las tropas rusas desencadenen una batalla. Sin embargo, Rusia puede ayudar de otra manera: mediante el entrenamiento de soldados y el suministro de armas.

Mientras las tropas sirias y turcas estén situadas en la frontera, habrá enfrentamientos entre los kurdos y los turcos. Los expertos señalan que los turcos no podrán ocupar Alepo (en el norte del país) ya que la ciudad será cortada de la frontera sirio-turca por el ejército de Asad. Por lo tanto, los turcos no tienen muchas posibilidades de avanzar en esta dirección.
 
Tercer escenario: enfrentamientos entre Turquía y la aviación rusa


Si el ejército turco no se limita a invadir la zona de los kurdos sino que se adentra en el territorio controlado por los militares sirios, podrían producirse enfrentamientos con las Fuerzas Armadas rusas. Moscú presta apoyo aéreo a los sirios.

Sin embargo, si comenzaran los combates significaría declarar la guerra, y en este caso Rusia empezaría a bombardear el territorio turco. Las consecuencia de un conflicto de Moscú con un país miembro son difíciles de prever. Los expertos opinan que esta situación es poco probable.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.