Moscú desmiente nueva violación del espacio aéreo turco con un avión

El Ministerio de Defensa de Rusia desmintió la denuncia de Turquía sobre una nueva violación de su espacio aéreo por un avión militar ruso y la calificó de "propaganda huera".

"No ha habido ninguna violación del espacio aéreo de Turquía por aviones del grupo aéreo ruso en Siria. Las declaraciones de la parte turca sobre la supuesta infracción del espacio aéreo por un avión ruso Su-34 es propaganda huera", declaró a la agencia Interfax el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov.

El Gobierno de Turquía convocó el sábado al embajador de Rusia para protestar por una nueva violación de su espacio aéreo por parte de un avión de combate ruso, según informó horas antes el Ministerio de Exteriores turco.

De acuerdo con su comunicado, el incidente tuvo lugar ayer a las 09.46 horas GMT y fue protagonizado por un caza Su-34 de las Fuerzas Aéreas rusas, cuyo piloto fue advertido minutos antes por los operadores de radares turcos en ruso e inglés.

Sin embargo, el portavoz militar ruso afirmó que "hasta los especialistas turcos en defensa aérea saben" que sus radares "solo pueden detectar la altitud, el rumbo y la velocidad" de un avión, pero no su tipo ni si pertenece a Rusia o a la coalición liderada por Estados Unidos que bombardea a los yihadistas en Siria.

"Esto es posible hacerlo sólo mediante un contacto visual directo desde otro avión, que en este caso no hubo", aseguró Konashenkov, que tachó de obra de "propagandistas analfabetos que han visto demasiadas películas de Hollywood" las afirmaciones de que el supuesto piloto ruso habría sido avisado en su idioma y en inglés.

"Podemos declarar categóricamente que ni los medios de defensa aérea rusos en Siria ni los radares de control aéreo sirios han detectado ninguna violación de la frontera sirio-turca", concluyó.

Entre tanto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el sábado de que Rusia deberá asumir las consecuencias si sus cazas siguen violando el espacio aéreo turco, tal como sucedió el viernes.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó a Rusia a respetar plenamente el espacio aéreo de la Alianza Atlántica y pidió a Moscú que tome todas las medidas necesarias para no volver a violarlo.

Lea más

El Su-34 se estrena en los combates en Siria >>>

La Fuerza Aérea turca derribó el 24 de noviembre pasado un caza Su-24 ruso que volaba en una misión en el noroeste de Siria y, según la versión de Ankara, negada por Moscú, penetró durante breves momentos en el espacio aéreo turco.

Aquel derribo, que resultó en la muerte de uno de los dos pilotos, ha creado una gran tensión entre el Gobierno turco y el Ejecutivo ruso, que ha impuesto a Turquía numerosas sanciones, especialmente en el sector del turismo y el comercio.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.