Las sanciones UE sólo buscan reprimir geopolíticamente a Rusia, según Putin

El presidente ruso, Vladímir Putin, cree que las "absurdas" sanciones impuestas contra Rusia por el conflicto en Ucrania sólo buscan "reprimir geopolíticamente" a Rusia y que, para él, "las fronteras no tienen importancia".

"La reunificación de Crimea con Rusia es justa. Las sanciones de Occidente no están orientadas a ayudar a Ucrania, sino a reprimir a Rusia geopolíticamente. Son un sinsentido y sólo causan perjuicios en ambos lados", afirma Putin en una entrevista con el diario alemán "Bild".

El jefe del Kremlin, que reconoce que las sanciones han afectado "considerablemente" a su país en los mercados financieros internacionales, considera que el "espectáculo" que está dando la UE con estas sanciones "no es más que un teatro absurdo".

No obstante, a pesar del mal que puedan haber causado las sanciones a la economía rusa, la caída de los precios de la energía han provocad un daño todavía mayor a Rusia, matiza Putin.

Respecto a la anexión de Crimea, el jefe del Estado ruso recuerda que "la mayoría de ciudadanos (de la península) votó en un referéndum a favor de pertenecer a Rusia", lo que califica de "democracia" y "voluntad popular".

"Para mí, las fronteras y el territorio de un Estado no tienen importancia, sino el destino de las personas", asegura el jefe del Kremlin, quien señala que "naturalmente hay que respetar siempre el derecho internacional", cosa que en Crimea ha sido el caso.

El jefe del Kremlin se muestra convencido de que las actuales crisis globales se deben al hecho de que Estados Unidos y la OTAN querían ser los únicos en decidir el destino de Europa

"La OTAN y EE.UU. querían la victoria total sobre la Unión Soviética. Querían ser los únicos en subirse al trono en Europa y ahí están sentados ahora hablando sobre todas las crisis que de otro modo no habríamos tenido", critica.

Según Putin, "esas ansias de triunfo absoluto también se ven reflejados en los planes estadounidenses de erigir un escudo antimisiles" en territorio europeo, supuestamente para enfrentar una posible amenaza iraní, que ahora, recuerda, se ha disipado con la firma de un acuerdo internacional.

"Lo hemos hecho todo mal. No hemos logrado desde el principio superar la división de Europa. El muro de Berlín cayó hace 25 años, pero los muros invisibles han sido desplazados hacia el este de Europa, lo que ha llevado a malentendidos y acusaciones mutuas de las que han surgido todas estas crisis", agrega.

En opinión del presidente ruso, los miembros entonces de la OTAN podrían haberse limitado a seguir sus propios intereses y renunciar a una expansión hacia el este, para lo que, agrega, "sólo habría hecho falta voluntad política".

También Rusia cometió errores, como el de reaccionar tarde, pues si el país hubiera dejado claro desde el principio sus intereses nacionales hoy aún existiría un equilibrio en el mundo, añade.

En ese sentido, Putin recuerda que es el presidente de 146 millones de rusos por cuyos intereses debe defender.

"Estamos dispuestos a hacerlo sin conflictos y a buscar compromisos sobre la base del derecho internacional", asegura.

Aunque confirma que no asistirá a la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), foro anual que se celebra en la capital bávara para abordar temas relacionados con la seguridad mundial, subraya la necesidad de una mayor cooperación en esta materia.

"Deberíamos cooperar de forma más estrecha a nivel mundial en la lucha contra el terrorismo, que constituye un gran desafío. Y si en eso no estamos de acuerdo en todos y cada uno de los puntos, que eso no sirva de pretexto para declararnos enemigos", declara.

Lea más

Toda la información sobre las sanciones antirrusas de Occidente >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.