Rusia y Ucrania suspenden al unísono su acuerdo de libre comercio

Rusia y Ucrania suspendieron ayer al unísono el acuerdo de libre comercio que les unía desde octubre de 2011, por lo que ambos países aumentarán los aranceles a partir del próximo año, medida que será acompañada de un embargo alimentario mutuo.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, promulgó hoy la ley que suspenderá el 1 de enero la aplicación del acuerdo para la creación de una zona de libre comercio con Ucrania en el marco de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Rusia había advertido de que anularía las preferencias comerciales con Ucrania si ese país y la Unión Europea (UE) no tenían en cuenta sus preocupaciones a la hora de poner en marcha el próximo año su Acuerdo de Asociación.

El Gobierno ruso aseguró que el objetivo de la medida es impedir la entrada en Rusia de productos baratos de países comunitarios con etiquetado ucraniano y había exigido a Kiev y Bruselas un acuerdo jurídicamente vinculante para proteger su mercado.

Además, Moscú impondrá a Kiev un embargo alimentario en represalia por su decisión de sumarse a las sanciones económicas occidentales por la anexión de la península de Crimea y la injerencia en los asuntos del vecino país.

En respuesta, el Gobierno ucraniano anunció hoy que el próximo 2 de enero entrará en vigor su decisión de suspender el acuerdo de libre comercio con Rusia, lo que fue autorizado la víspera por el presidente, Petró Poroshenko.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, ya aseguró el lunes que su Ejecutivo tomaría contramedidas de respuesta, que serán "simétricas" a las rusas, por lo que Kiev también prohibirá el 10 de enero la importación de productos rusos.

Entre los productos afectados por el embargo figurarían los siguientes: carne, pescado, productos lácteos, café, té, alimentos para niños, bollería, pasta, salsas, especias, alcohol, cerveza, vodka, alimentos para perros y tabaco, entre otros.

En el marco de la actual guerra comercial, el Gobierno ucraniano impondrá también a mediados de enero un bloqueo comercial a Crimea, península que no está unida por tierra al resto de la Federación Rusa, por lo que aún depende en gran medida de los suministros de Ucrania.

Mientras, Rusia ha decidido denunciar ante los tribunales internacionales a Ucrania por el impago de la deuda de más de 3.000 millones de dólares por un crédito concedido en 2013.

 

Lea más

 

Cómo afecta a Rusia la quiebra de la economía ucraniana >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.