Operativo de Rusia busca a autor de atentado terrorista en Daguestán

Fuerzas de Seguridad y el Ministerio de Interior de la República de Daguestán, en Rusia, continúan movilizadas hoy en busca del autor de un atentado que costó la vida a un turista y provocó heridas a otros 11.

El ataque ocurrió la víspera en la tarde durante una excursión a un castillo en la ciudad daguestaní de Derbent, donde el autor de la acción terrorista abrió fuego y de inmediato emprendió la fuga.

Fuentes médicas confirmaron que cuatro de los heridos se encuentran en estado de gravedad.

Autoridades de Daguestán informaron recientemente que más de 600 ciudadanos de ese sujeto federal abandonaron el país y viajaron a Siria para integrar las fuerzas terroristas del Estado Islámico (EI). Ramazán Abdulatípov, funcionario gubernamental de ese territorio, aseguró en una entrevista con el periódico Vedomosti tener la certeza de que suman 643 las personas que tomaron esa decisión.

En un llamado a tomar medidas radicales, Abdulatípov reiteró la propuesta al Comité Nacional Antiterrorista de Rusia de anular los pasaportes de quienes salen al exterior para engrosar las filas del terrorismo internacional, con el objetivo de que no puedan viajar libremente.

A propósito del aniversario 95 de los servicios de Seguridad, conmemorado el 20 de diciembre pasado, el presidente Vladimir Putin afirmó que los planes y acciones terroristas son una amenaza directa para Rusia.

Al destacar que este año el Servicio Federal de Seguridad (FSB, en ruso) detectó y frustró más de 30 planes terroristas, el mandatario encomendó a este cuerpo permanecer altamente concentrado y movilizado e implementar todas las medidas de la guerra contra ese flagelo.

Urgió en particular a prestar especial atención a la neutralización de los reclutadores y emisarios de los terroristas.

Recientemente, Alexandr Bortnikov, jefe del FSB y titular del Comité Nacional Antiterrorista, informó que unos dos mil 900 ciudadanos rusos fueron sindicados como sospechosos de vínculos con organizaciones yihadistas en Siria y en Iraq, incluidas aquellas que intervienen en operaciones militares.

Precisó que 198 de ellos murieron en acciones en el extranjero, 214 regresaron a Rusia y están bajo control de los cuerpos de seguridad, 80 fueron incluidos en expedientes de instrucción y 41 arrestados.

Bortnikov cifró en más de mil los ciudadanos de nacionalidad rusa sospechosos de participar en operaciones militares en el extranjero, y dijo que este año el FSB trató de persuadir a más de 100 rusos, predominantemente jóvenes, para que no fueran a Siria a unirse a los rebeldes.

Lea más

Rusia en alerta por posibles ataques del Daesh >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies