Putin alerta contra terrorismo en aniversario de Servicios de Seguridad

El presidente Vladimir Putin afirmó que los planes y acciones terroristas son una amenaza directa para Rusia, a propósito del aniversario 95 de los Servicios de Seguridad, que hoy se conmemora. Putin resaltó que la situación internacional es difícil por las crecientes tensiones en el Medio Oriente y en otras partes del planeta, al intervenir ante oficiales y veteranos en ocasión del Día del Trabajador de esos cuerpos armados.

Recordó Putin que el terrorismo declaró una guerra abierta a la civilización y la comunidad mundial, ante representantes del Servicio Federal de Seguridad (FSB, en ruso), el de Inteligencia Exterior, el de la Guardia Federal (guardafronteras) y el Departamento Principal de programas Especiales.

Al destacar que este año las fuerzas del FSB detectaron y frustraron más de 30 planes terroristas, el mandatario les encomendó permanecer altamente concentrados y movilizadas e implementar todas las medidas de la guerra contra ese flagelo.

Urgió en particular a prestar especial atención a la neutralización de los reclutadores y emisarios de los terroristas.

Hizo notar que los servicios de inteligencia de varios países intensifican sus actividades y operaciones dentro del estado eurasiático, y como prueba expuso que en 2015 la contrainteligencia rusa desenmascaró a más de 320 oficiales y agentes extranjeros y a sus cómplices.

No tengo dudas de que los servicios de seguridad de Rusia están listos para responder adecuadamente a estos retos, sostuvo el jefe del Kremlin.

Igualmente espero, agregó, que actúen efectivamente en áreas tales como la protección de las fronteras estatales, la lucha contra la corrupción y los crímenes económicos, recalcó el mandatario.

En relación con el Servicio de Inteligencia Exterior, dijo que encara una tarea complicada pues resulta importante rápidamente revelar todas las amenazas externas contra la seguridad de Rusia, realizar su análisis exhaustivo y reportar a tiempo los posibles escenarios de los conflictos regionales.

Recientemente, Alexandr Bortnikov, jefe del FSB y titular del Comité Nacional Antiterrorista, informó que unos dos mil 900 ciudadanos rusos fueron sindicados como sospechosos de vínculos con organizaciones terroristas en Siria e Irak, incluidas aquellas que intervienen en operaciones militares.

Precisó que 198 de ellos murieron en acciones en el extranjero mientras 214 regresaron a Rusia y están bajo control de los cuerpos del orden, de los que 80 fueron incluidos en expedientes de instrucción y 41 arrestados.

Bortnikov cifró en unos mil los ciudadanos de nacionalidad rusa sospechosos de participar en operaciones militares en el extranjero, y dijo que este año el FSB trató de persuadir a más de 100 rusos, predominantemente jóvenes, para que no fueran a Siria a unirse a los rebeldes.

La mayoría de estos individuos de ideología radical procedían de las repúblicas norcaucásicas, el Volga y el Distrito Federal del Sur, concluyó el jefe del FSB.

Lea más

Rusia, en alerta por las amenazas del Estado Islámico >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies