Rusia defiende integridad territorial de Siria

El canciller Serguei Lavrov aseguró desde Italia a la televisión rusa que su país insiste en el respeto a la integridad territorial de Siria, posición respaldada por los participantes en la conferencia de Viena, según expresó.

Tras participar en Roma en una conferencia sobre el Mediterráneo, Lavrov reiteró al canal Rossiya 24 que Moscú está en contra de la división de Siria, y subrayó la necesidad de enmendar la Constitución del país árabe para garantizar los derechos de las minorías étnicas y religiosas.

Recordó el jefe de la diplomacia rusa que los asistentes a la Reunión del grupo Internacional de Acción sobre Siria el 14 de noviembre pasado votaron a favor de la integridad territorial de ese país árabe y llamaron a renunciar a cualquier esquema de desintegración.

Siria deberá seguir siendo un Estado laico con un Gobierno de unidad nacional, consenso que según Lavrov consta en los documentos firmados en Viena.

Indicó el ministro que el mundo comprende cada vez más que resulta necesario cerrar de inmediato la frontera entre Turquía y Siria.

La comunidad internacional no puede cerrar los ojos ante la complicidad con el Estado Islámico (EI) y los suministros de armas, servicio de transportación, así como operaciones comerciales con los terroristas, expresó.

Recalcó el ministro que para garantizar el éxito de la lucha contra el EI debe terminar el doble juego y cualquier apoyo a los extremistas "por no hablar de la protección a los terroristas, como sucedió el 24 de noviembre, cuando fue atacado un bombardero ruso que llevaba a cabo una misión antiterrorista".

Reiteró Lavrov que el EI no puede ser derrotado únicamente con ataques aéreos, y el Ejército sirio es la única fuerza terrestre que combate al terrorismo.

Por eso decidimos enviar aviones militares rusos a Siria en respuesta a la solicitud de Damasco, subrayó, al calificar de "dudosa" la estrategia de "debilitar" al mismo tiempo a los terroristas y al Gobierno constitucional.

Instó nuevamente el ministro ruso de Asuntos Exteriores a la comunidad internacional a acordar una lista de organizaciones terroristas que deben ser excluidas del proceso político en Siria y apoyar a la oposición a formar una delegación para negociar con el gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Según los acuerdos de Viena, Damasco y la oposición deben iniciar negociaciones el 1 de enero de 2016, y en 18 meses celebrar elecciones sobre la base de una nueva Constitución.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies