Aviación rusa cerca a terroristas desde nuevas bases en Siria

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia incorporaron dos nuevos aeródromos para reforzar la operación contra el Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas en Siria, confirmó hoy el servicio de prensa del Ministerio de Defensa.

Precisó la fuente que a la base aérea de Jmeimin, empleada desde el 30 de septiembre para golpear la infraestructura militar del EI y sus vías de financiamiento, la aviación rusa sumó la de Shairat, en la provincia de Homs, y la de Al Tayas, en Palmira.

Un portavoz de la cartera de Defensa citado por el diario de mayor tirada en Rusia, Kommersant, informó que las nuevas instalaciones castrenses son utilizadas como puntos de reabastecimiento de combustible y municiones, lo cual facilita el respaldo aéreo a la ofensiva del Ejército de tierra sirio en Deir ez Zor y otras regiones del sureste del país árabe.

Explicó el experto que los sistemas de defensa antiaérea S-400 Triunf, Buk-M2 y de cañones-misiles Pantsir S1 emplazados en Jmeimim cubren todo el espacio aéreo sirio, por lo cual las dos nuevas bases quedarán "exclusivamente" como puntos de reabastecimiento.

Añadió que los helicópteros rusos que operan en Siria tienen una autonomía operativa de corto alcance y necesitan servicio en zonas próximas a las áreas de combates, por lo cual no es factible regresar a Jmeimin.

Fuentes militares dijeron recientemente que contar con nuevas bases permitiría a Moscú ampliar la cifra de medios aéreos movilizados contra el terrorismo en Siria hasta 100 unidades.

Ígor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa, informó que con 431 vuelos combativos contra mil 458 objetivos del EI, Rusia continuó la última semana la táctica de golpear las fuentes de financiamiento y la capacidad de los terroristas para sumar efectivos a sus filas.

Agregó que entre el 26 de noviembre y el 4 de diciembre la aviación rusa destruyó ocho estaciones de bombeo, igual número de campos de petróleo y gas, así como más de 170 camiones cisternas controlados por los extremistas.

Precisó el general mayor que aviones de las Fuerzas Aeroespaciales operaron en Alepo, Idlib, Latakia, Hama, Homs, Raqqa y Deir Ezzor, donde destruyeron puestos de mando, campamentos de entrenamiento y "un importante almacén de municiones y explosivos".

Los terroristas en Siria sufren serias pérdidas y cada vez con más frecuencia abandonan sus posiciones en medio de la desmoralización, esa actitud se observó en las localidades de Jebel Rumeli, Hazem al-Abyat y Wadi al-Sayyah, información corroborada por varios canales, según el militar.

Resaltó el general que los aviones Su-34 pulverizaron el escondrijo de un comando desde donde los terroristas coordinaban ataques artilleros contra conglomerados poblacionales.

Los golpes de la aviación destruyeron completamente este centro coordinador y desorientaron la dirección de los ataques de la artillería del EI y los otros grupos subversivos en esa área, concluyó el portavoz.

Lea más

La unidad es necesaria en la lucha contra el Estado Islámico >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies