Contrabando petrolero turco-EI cuesta sangre a Rusia, denuncia Putin

Getty Images

El presidente Vladímir Putin aseguró en rueda de prensa conjunta con su par galo, Françoise Hollande, que los barriles de petróleo que Turquía compra al Estado Islámico (EI) incluyen sangre de ciudadanos rusos.

No  contienen solo petróleo esos barriles, "sino la sangre de nuestros ciudadanos", afirmó el estadista ruso en la comparecencia ante la prensa junto a Hollande tras las pláticas que sostuvieron hoy en el Kremlin.

Reiteró Putin que cada día Moscú ve cómo se transporta crudo desde los territorios sirios controlados por el EI hacia Turquía.

Si como Turquía afirma destruye el petróleo ilegal procedente de Siria, "el humo de esto no se ve", criticó el jefe del Kremlin.

Respecto a Siria, Putin reiteró que las fuerzas gubernamentales de ese país son aliados en la lucha contra los terroristas, ya que combatir al EI resulta imposible sin las operaciones terrestres.

En relación con el presidente constitucional sirio, Bashar al-Assad, Putin reiteró que su destino debe estar en manos del pueblo sirio, punto de vista diferente al de Hollande, quien dijo no ver ningún papel para el estadista árabe en el futuro de esa nación.

Coincidió, sin embargo, Hollande con Putin, en referencia al terrorismo como un enemigo común, mientras abogó por una amplia coalición para combatirlo.

Añadió Hollande que quienes compran petróleo al EI les dan dinero incontrolado a los terroristas, y reiteró la promesa de atacar los convoyes de camiones cisternas y las refinerías, fuente principal de financiamiento del EI.

Mientras tanto, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, confirmó que tras el rescate del piloto ruso sobreviviente del derribo del avión Su-24 por Turquía, tropas rusas efectuaron un bombardeo masivo y prolongado de esa zona.

El militar informó que fueron aniquilados los terroristas que actuaban en esta región "y otros grupos misteriosos".

Precisó el general mayor que entre el 23 y 26 de noviembre aviones de la Fuerza Aeroespacial de Rusia realizaron 134 vuelos combativos y atacaron 499 objetivos en las provincias de Alepo, Damasco, Idlib, Latakia, Hama, Homs, Raqa y deir ez zor.

Denunció Konsahenkov que intencionadamente medios occidentales informaron que la aviación rusa destruyó un convoy humanitario turco.

Las pláticas entre Putin y Hollande tuvieron como trasfondo el reciente derribo de un bombardero táctico ruso Su-24 por la Fuerza Aérea de Turquía cuando cumplía una misión antiterrorista dentro del territorio sirio el martes último.

Sobre la base de medios de control radioelectrónico, Rusia segura que la nave cayó a cuatro kilómetros de la frontera con Turquía, mientras la OTAN y Washington respaldan la versión turca de que el bombardero violó su espacio aéreo.

Por solicitud del presidente constitucional de Siria, Moscu movilizó en el combate contra el EI a sus Fuerzas Aeroespaciales, la Aviación estratégica, dos grupos navales, uno en el mar Caspio y otro en el Mediterráneo, y creó un centro de inteligencia en Bagdad junto a Irak, Siria e Irán.

Lea más

Ankara atrapada en una difícil situación tras el derribo del Su-24 >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies