Rusia desplegará en Siria sistemas antiaéreos S-400

La decisión del alto mando ruso se inscribe entre los primeros pasos adoptados por Moscú tras el derribo la víspera en territorio sirio de un bombardero Su-24 con dos pilotos a bordo por un caza turco F-16. El comandante de la tripulación murió, el segundo fue rescatado este miércoles por un comando de tropas especiales.

Asegura la parte rusa que la nave no violó el espacio aéreo de Turquía, mientras datos de vigilancia electrónica indican que el derribo con cohetazo se produjo a un kilómetro de la línea fronteriza cuando el Su-24 volaba de regreso a la base en Latakia.

Desde tierra grupos armados que combaten al ejército sirio en esa zona dispararon contra los dos pilotos rusos que descendían en paracaídas, rematando a uno de ellos, según muestra un video difundido por los extremistas en internet.

Rusia en lo adelante no dejará de prestar atención a ningún incidente similar a la tragedia ocurrida en Siria con el bombardero Su-24, afirmó Shoigu.

Dijo que por indicación del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (el presidente Vladimir Putin) se emplazarán los sistemas de cohetes múltiples S-400 Triumf en la base siria de Jmeimim para cubrir todas las líneas donde operan las fuerzas aeroespaciales rusas, que combaten al Estado Islámico y otros grupos terroristas.

Los S-400 pertenecen a un sistema coheteril de nueva generación dotado de seis baterías de hasta 20 misiles para destruir modernos medios de ataque aeroespacial, incluidos cohetes balísticos, hasta una distancia de 250 kilómetros.

Informó además el titular de Defensa que tropas especiales concluyeron este miércoles la operación de rescate del piloto del bombardero Su-24 abatido, la cual duró 12 horas hasta la madrugada, hora de Moscú.

Según la fuente, el piloto sobreviviente se encuentra en buen estado de salud, en la base de Jmeimim, en Latakia. Putin ordenó la condecoración a ambos con el título de Héroes de Rusia, y en el caso del asesinado, la orden post mortem.

El jefe del Estado Mayor operativo Serguei Rudskoi aseguró, por su parte, que Rusia destruirá en lo adelante todos los objetivos que considere un potencial peligro para su aviación, en cumplimiento de una orden del jefe del Kremlin.

Al respecto, el mandatario declaró desde una sesión del complejo militar industrial en Nizhni Tagil que su país empleará todos los medios para garantizar la seguridad de los vuelos en Siria.

Quiero decir que definitivamente vamos a tratar en serio lo que sucedió y nuestros medios serán empleados para garantizar la seguridad, aseveró, al puntualizar que lo anunciado ayer no era suficiente.

Según Rudskoi, el crucero Moscú, basado en las costas sirias del mar Mediterráneo, está dotado del sistema antiaéreo Fort, análogo al S-300, que cubrirá toda la región de Latakia.

Lea más

Toda la información sobre el derribo del Su-24 >>>

Los mejores sistemas antiaéreos de Rusia >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.