Derribo de caza ruso por Turquía aviva tensiones

El derribo de un avión militar ruso por Turquía en territorio de Siria y la negativa de Ankara a una comunicación con Rusia, tras el incidente, acrecienta hoy la atmósfera de tensiones bilaterales, en otro frente de confrontación.

Al reaccionar con expresión airada, el presidente Vladimir Putin advirtió la víspera que el ataque contra el bombardero SU-24 -con dos pilotos a bordo- por un misil aire-aire desde un caza F-16 tendría consecuencias graves en las relaciones bilaterales.

 

Dijo Putin que fue "un golpe por la espalda, asestado por cómplices de los terroristas" e insistió en que la nave volaba dentro del espacio aéreo sirio cuando fue atacada por un caza turco.

 

Según el gobernante ruso, Turquía actuó como "si fuéramos nosotros los que derribamos el avión y no al revés", al deplorar que Ankara entró de inmediato en contacto con la OTAN, en lugar de los colegas rusos.

 

El ministerio de Defensa de Rusia informó que el SU-24 cayó a cuatro kilómetros de la frontera con Turquía, y según los datos de los medios de vigilancia radioelectrónica, no había violado el espacio aéreo turco. Al menos uno de los pilotos del avión derribado murió en el aire mientras descendían en paracaídas, a causa del fuego desde tierra, según un video reproducido por el canal Rossiya 24.

 

De momento no se habla en el Kremlin ni en los círculos castrenses de una eventual respuesta militar de Moscú.

 

El canciller Serguei Lavrov anunció la cancelación de su viaje a Estambul para un encuentro ministerial este miércoles, mientras queda en suspenso la programada visita a Rusia del presidente Recep Tayyip Erdogan.

 

Durante las operaciones de búsqueda y rescate de la tripulación del SU-24 fue abatido un helicóptero Mi-8 de las fuerzas de salvamento y muerto un infante de marina ruso, por fuego de morteros, informó el Estado Mayor General.

 

El jefe de la dirección operativa Serguei Rudskoi dijo que se evacuó al resto del personal hacia la base aérea en Latakia, aunque prosiguen las operaciones en el sitio de la caída del avión.

 

Indicó el oficial que en la misma zona (norte de Latakia) operan las tropas gubernamentales sirias donde están concentrados más de mil armados rebeldes originarios del Norte del Cáucaso, dentro de Rusia.

 

Llamo la atención -expuso Rudskoi- que ninguno de nuestros socios y países que llevan a cabo acciones combativas contra el Estado Islámico mencionó antes que en esa región se encontraban agrupaciones de la llamada oposición moderada y no recomendaban golpes aéreos.

 

Precisó que son territorios controlados por las bandas más radicales.

 

El teniente general advirtió que el incidente con el avión ruso clasifica como una flagrante violación de las normas del derecho internacional y del memorando suscrito con Estados Unidos para la seguridad de los vuelos en el espacio de Siria, extendido a todos los miembros de la coalición que incluye a Turquía.

 

Lea más

 

Toda la información sobre el derribo del Su-24 >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies