Parlamentarios rusos apoyan nuevas medidas antiterroristas

Parlamentarios, líderes políticos y religiosos coincidieron hoy en colocar en la agenda de prioridades nacionales de Rusia la lucha integral contra el terrorismo con medidas racionales y efectivas, pero sin excesos ni restricciones de los derechos ciudadanos.

 

Los acontecimientos desencadenados desde la catástrofe del avión civil ruso A321, en Sinaí, con 224 personas a bordo, el 31 de octubre, a causa de un atentado y los ataques terroristas en París hace justo una semana convocaron a diputados y legisladores a una sesión conjunta del Parlamento, en un análisis integral sobre la necesaria lucha contra ese flagelo global.

 

Al intervenir ante parlamentarios, líderes de las cuatro fracciones representadas en la Duma estatal y representantes de los grupos confesionales, la presidenta del Consejo de la Federación (Senado), Valentina Matvienko, reiteró que las medidas legislativas en ese frente son necesarias, pero alertó que deben implementarse sin excesos.

 

Creo sin dudas que son necesarias medidas adicionales de carácter legislativo, pero deben ser equilibradas para no restringir los derechos constitucionales y libertades de los ciudadanos, y evitar excesos en los principios del imperio de la ley, consideró Matvienko. Reiteró la dirigente parlamentaria que el legislativo coadyuvará a ampliar las prerrogativas de los organismos de seguridad, los servicios especiales y endurecerá la responsabilidad penal por las actividades terroristas, el apoyo moral, financiero y la incitación.

 

Matvienko propuso la creación de un tribunal internacional para juzgar los crímenes terroristas con el mismo estatus de la corte que hace 70 años llevó a cabo el histórico proceso de Núremberg contra los criminales nazis, tras la Segunda Guerra Mundial.

 

El líder del partido Rusia Justa, Serguei Mirónov, insistió en el retorno a la legislación de la pena de muerte para los terroristas, cuya moratoria fue ratificada por el Tribunal Constitucional hace cinco años.

 

Otra de las iniciativas formuladas en la tribuna parlamentaria tiene que ver con la cancelación de los pasaportes para ciudadanos rusos que se alisten en las filas de organizaciones extremistas, propuso el titular del Comité de Relaciones Internacionales del Senado, Konstantin Kosachiov.

 

Coincidió Kosachiov en que Rusia no debía limitar la lucha antiterrorista a las operaciones militares, al recordar que esas agrupaciones tienen un activismo muy fuerte en el reclutamiento permanente de seguidores.

 

Recientemente el presidente Vladimir Putin dijo que de cinco mil a siete mil alistados en las filas de la estructura autodenominada Estado Islámico y otras organizaciones radicales que combaten en Siria proceden de Rusia y de las repúblicas asiáticas exsoviéticas.

 

El legislador Andrei Klishas expresó desacuerdo con alguna asociación del terrorismo y la pertenencia nacional y religiosa.

 

Resulta en extremo peligroso plantearse un enfoque de una amenaza étnica o religiosa en un análisis de los desafíos contemporáneos, alertó el titular del comité constitucional del Senado.

 

El líder del Partido Comunista de la Federación, Guennadi Ziuganov, exhortó a los parlamentarios y a la sociedad a consolidar la unidad nacional en el enfrentamiento al terrorismo.

 

Dijo Ziuganov que la formación comunista -segunda fuerza política del país- apoya "la política enérgica del presidente Vladimir Putin de fortalecer la seguridad nacional y combatir el terrorismo". La sesión fue transmitida en vivo por el canal Rossiya 24.

 

La Cancillería advirtió este viernes de los intentos de agudizar la situación interna de Rusia por medio del Estado Islámico.

 

Lea más

 

Rusia plantea en la ONU resolución contra el terrorismo >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.