Elogian desdolarización de trasbordo petrolero en Rusia

El director del departamento de análisis de la empresa de servicios financieros Alpari, Aleexandr Razuvaev, consideró hoy favorable la orden del Kremlin de realizar el comercio petrolero en Rusia exclusivamente con el rublo como moneda de cambio. Razuvaev calificó de "desafortunado" en declaraciones a Prensa Latina que en algunos sectores, incluido el trasbordo de petróleo crudo, quedó la herencia de los años 1990, cuando algunas tarifas se establecieron en la moneda estadounidense o en euros.

Por un lado es un factor poderoso de inflación, y por otro afecta la competitividad de las empresas rusas, dijo a esta agencia de noticias al recordar que desde el punto de vista legal, en Rusia todas las transacciones entre empresas y ciudadanos pueden realizarse solo en la moneda nacional.

Opinó el experto que cuando las tarifas se establezcan en rublos esa situación no volverá a repetirse, y gracias a la devaluación de esa moneda algunas empresas rusas del sector tendrán una pequeña ventaja.

Refirió que también desde hace un año el presidente Vladimir Putin, orientó llevar el rublo al mercado libre en las transacciones con países socios comerciales, lo cual suponía un aumento de la cuota de esta moneda en las operaciones en el comercio exterior y en las transacciones de capital, es decir, en las inversiones.

El analista observó que Moscú hace esfuerzos para que las operaciones en el comercio internacional se realicen en rublos, cuando es posible.

Obviamente, razonó el jefe de departamento, las prioridades son las transacciones con los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y con las naciones de la Unión Económica Eurasiática, pero también con China, irán, Turquía y Egipto.

El rublo debe ocupar su lugar en los pagos de comercio exterior con estos países, sostuvo.

Razuvaev explicó que si Moscú deja de usar el dólar será invulnerable a las sanciones que Estados Unidos y sus aliados le aplican, en lo que Putin denominó "competencia desleal".

Al referirse a la situación mundial en este terreno, el experto en finanzas consideró importante que se estén formando zonas regionales de divisas.

Estimó que lo más probable en Latinoamérica es que se adopte la divisa brasileña, en otras áreas el yuan chino; en el espacio post soviético todavía no está claro si será el rublo ruso u otra moneda con el nombre nuevo de altín.

Sin embargo, concluyó enfático Razuvaev, el aumento de la cuota del rublo ruso en los pagos de comercio exterior incrementa el peso de la nación eurasiática en la economía global, la protege de las sanciones y permite a Moscú llevar adelante una política monetaria más flexible.

Lea más: Rusia firma un crédito de 1.200 millones de euros con Cuba>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.