Putin y vicecanciller alemán constatan escollos en su cooperación bilateral

El presidente ruso, Vladímir Putin, recibió hoy al vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, reunión en la que ambos destacaron la existencia de escollos que dificultan la cooperación económica y la solución de los conflictos en Siria y Ucrania.

"Primero me gustaría constatar que, lamentablemente, nuestro volumen comercial ha disminuido y sigue disminuyendo. Hay muchas razones, tanto subjetivas como objetivas", dijo Putin, según recogieron medios locales.

Putin destacó que la cooperación ruso-alemana en el ámbito internacional es "intensiva", pero se limita a un "escaso" número de asuntos.

"Hoy en día, cuando todo el mundo, y en especial los países europeos, se topan con el problema de los refugiados, seguramente es oportuno recordar la postura del Gobierno alemán, que se pronunció activamente en contra de la operación militar en Irak", comentó.

El líder ruso destacó que la invasión estadounidense de ese país en el año 2003 provocó la desestabilización de Oriente Medio y desembocó en la actual crisis de refugiados.

También afirmó que la postura rusa en Oriente Medio es "bien conocida" y consiste en reforzar los Estados legítimos de la región y "contribuir a los procesos de arreglo político en todos los contenciosos, incluido en Siria".

"Pero, por supuesto, en primer plano hoy figura la lucha contra el mal común, el terrorismo. Sólo derrotando al terrorismo o, al menos, causándole graves daños, se podrá hablar de avances en la senda política", agregó Putin.

Por su parte, Gabriel, ministro de Economía alemán, instó a pasar página con respecto a pasadas discrepancias y "buscar nuevos caminos para reanudar la cooperación, en especial entre Alemania y Rusia".

"Los conflictos surgidos entre Rusia y Occidente -Rusia, EEUU y la Unión Europea- dificultan aún más la superación conjunta de las crisis", comentó.

Con respecto a Ucrania, aseguró que ese conflicto "es más un síntoma, que la razón del surgimiento de todos los problemas" entre Moscú, Bruselas y Washington.

Instó a ambos bandos en conflicto, las fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos, a aplicar los acuerdos de paz de Minsk y reconoció que la devolución a Kiev del control de la frontera ruso-ucraniana es el principal escollo para el arreglo.

En materia comercial, Gabriel destacó la importancia de la plataforma creada recientemente para promover los contactos entre empresarios de ambos países, pese a "los problemas políticos" que enfrentan a ambos países.

Resaltó la importancia del proyecto gasístico Nord Stream, cuya ampliación recibió esta semana el espaldarazo de Putin, quien dio la señal de inicio al tendido de un nuevo gasoducto que duplicará el bombeo de gas hasta Alemania por el fondo del mar Báltico.

"Es un proyecto muy interesante. No se trata sólo de los intereses de Alemania, sino también de los de otros países", dijo.

La recesión en la que se encuentra sumida la economía rusa, provocada por la caída de los precios del petróleo y las sanciones occidentales, ha reducido notablemente el comercio de Rusia con sus principales socios comerciales, desde Alemania a China.

Lea más

Angela Merkel y el nuevo patriotismo ruso >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies