Terroristas atacan a periodistas de la cadena rusa RT en Siria

Un equipo de corresponsales de la televisora rusa RT fue atacado hoy con proyectiles de morteros en la ciudad siria de Harasta, desde posiciones ocupadas por el autoproclamado Ejército del Islam (Jaish al-Islam).

El ataque ocurrió mientras los reporteros y camarógrafos cubrían el avance de las tropas sirias desde Harasta, a unos 12 kilómetros del centro de esta capital, hasta la zona de Jobar, cuando un obús de mortero fue disparado intencionalmente contra el equipo de RT, que resultó ileso.

Según un mensaje enviado a través de la red social de Twitter, la periodista Lizzie Phelan informó que el proyectil impactó a pocos metros de los reporteros, pero que todos están sanos y salvos.

En estos más de cuatro años de conflicto bélico, más de 30 periodistas sirios han perdido la vida en cumplimiento de sus funciones profesionales, y cerca de un centenar resultaron heridos.

El pasado 21 de octubre un equipo de periodistas y fotoreporteros de la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA) y la televisión nacional, fueron atacados con obuses de morteros en la provincia de Alepo, por bandas del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El vehículo donde viajaba el grupo de comunicadores fue atacado en las inmediaciones del poblado de Tel Sabín, liberado por las fuerzas armadas.

Otros ataques se reportaron el pasado 31 de julio, cuando un periodista y dos camarógrafos sirios resultaron heridos mientras cubrían las operaciones del ejército en la periferia de la ciudad de Alepo, a consecuencia de la metralla provocada por un proyectil de mortero.

En el incidente resultaron lesionados el corresponsal de la televisión satelital siria, Shadi Helweh y los camarógrafos Fadi Kharuf -de la televisión-, y el propio George Orfelian, de SANA.

Cuatro días antes, el 28 de julio, el fotoreportero y camarógrafo sirio Thaer al-Ajlani, corresponsal del canal de televisión Sham-FM y del diario independiente al-Watan, murió a consecuencia de las heridas sufridas por los impactos de un mortero, mientras cubría operaciones del ejército en la zona de Jobar, al este de aquí.

El 9 de julio último, el camarógrafo del canal de televisión sirio al-Ikhbarya, Fady Hadid, resultó herido en un brazo durante un ataque del grupo terrorista Estado islámico, mientras cubrían las operaciones del ejército en la oriental ciudad de Hasaka.

También se reportó el 11 de junio un ataque terrorista contra un equipo de la televisión siria que cubría los operativos militares en las proximidades del aeropuerto de al-Thaala, en la provincia de Sweida, que provocó la muerte del conductor del vehículo y dejó heridos el reportero Anas Salman, y el camarógrafo Dergham al-Debeisi.

Lea más: Ejército sirio y aviación rusa golpean a bandas terroristas>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies