Lavrov aprecia esfuerzos de presidente sirio por proceso político

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, valoró hoy los esfuerzos y comprensión del presidente sirio, Bashar Al Assad, del proceso de consolidación política interna, como premisa para el arreglo pacífico del conflicto en el país árabe.

Lavrov declaró al programa de resumen semanal noticioso del canal Rossia 1 que el mandatario sirio tenía total comprensión de la necesidad de una consolidación de la sociedad y del inicio del proceso de amplio diálogo entre todas las fuerzas políticas.

Assad entiende perfectamente incluso de que la fase militar de enfrentamiento al terrorismo debe complementarse con una consolidación de la parte más sana de la sociedad siria en pos de un proceso inclusivo, expuso el canciller.

Indicó que tal paso deberá conjugar los intereses de todos los segmentos políticos, étnicos y confesionales de la sociedad siria y su representatividad en las estructuras estatales de poder.

Lavrov insistió en las esperanzas de un proceso político en Siria con futuro previsible, lo cual supone, según el ministro, prepararse para las elecciones legislativas y presidenciales nacionales.

Consideró a grandes rasgos que pese a la retórica anti Assad -que catalogó de obsesión- aflora una comprensión madura y acertada sobre la situación siria.

Al respecto recalcó el necesario activo papel que deben desempeñar los actores occidentales "por lograr que todos los sirios se sienten en la mesa de negociaciones", pero enfatizó en que son los sirios quienes deben diseñar el algoritmo de la convivencia en su país, con una visión inclusiva de los intereses de cada grupo.

Para el canciller, es importante que los éxitos del ejército gubernamental con apoyo de las fuerzas aeroespaciales de Rusia se reviertan en premisa favorable a Damasco de cara al inexorable proceso de reconciliación nacional.

El conflicto armado que estalló en 2011 causó hasta la fecha más de 220 mil muertos, según Naciones Unidas. Millares de sirio fueron víctimas de las matanzas étnicas y ejecuciones sumarias por motivo confesional, perpetradas por el Estado Islámico, el Frente Al-Nusra y otras organizaciones terroristas que ocupan de conjunto más de la mitad del territorio.

Sobre la lucha contra el terrorismo en Siria, Lavrov renovó las críticas a Estados Unidos por su negativa a coordinar acciones colectivas con Rusia y legitimar esa campaña que inició Washington hace más de un año sin el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.

Estamos preparados al máximo y de manera profunda para tales coordinaciones, subrayó el canciller, quien incluso manifestó la voluntad de Moscú de incluir a la denominada oposición patriótica y al Ejército Libre, si así lo desearan.

Contrastó la negativa estadounidense a proporcionar información sobre la ubicación -según el Pentágono- de los terroristas y de los llamados opositores patrióticos, agregó Lavrov, al remarcar la importancia para Moscú de contactar a representantes o a grupos armados que combaten también al terrorismo.

Al retomar las negociaciones en torno al conflicto sirio, el jefe de la diplomacia rusa rechazó la participación de un reducido círculo de actores internacionales, lo cual a su juicio, resulta insuficiente para solucionar la crisis siria.

Lavrpov apostó por la presencia de Irán y otros actores regionales como Egipto, Jordania, Qatar y Emiratos Arabes Unidos, además de los ya incluidos Arabia Saudita y Turquía por iniciativa norteamericana.

Lea más: Camiones sin conductor para terrenos intransitables>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies