El Banco Central de Rusia prevé tres años complejos para la economía del país

El vicegobernador del Banco Central de Rusia (BCR), Dmitri Tulin, afirmó hoy que los próximos tres años serán complejos para la economía del país debido a la inestabilidad de los mercados mundiales y a la imposibilidad de acceder al capital extranjero.

"Nos preparamos para trabajar en condiciones complejas, pues nuestras previsiones no contemplan ni una mejora de la coyuntura económica ni un debilitamiento de la tensión política internacional", dijo Tulin, citado por medios locales.

El número dos del BCR hizo esta declaración en una reunión con un grupo de diputados para analizar un proyecto sobre las principales directrices de la política monetario-crediticia para el trienio 2016-2018.

"El acceso de la economía rusa a los mercados exteriores de capitales seguirá restringido, por decirlo de una manera diplomática", dijo Tulin, en alusión a las sanciones occidentales contra Rusia por su implicación en la crisis ucraniana.

Recalcó que "los mercados financieros extranjeros estarán cerrados para la mayoría de las empresas rusas".

El vicegobernador del BCR indicó que las perspectivas de la economía, tanto en Occidente como en Asia, son "muy inciertas, por lo que hay que esperar volatilidad en los mercados financieros y de materias primas".

"La economía rusa se verá inmersa en un proceso doloroso de adecuación a nuevas condiciones externas y se apoyará, en su ulterior desarrollo, principalmente en los recursos internos", aseveró.

 

Lea más

 

Crisis económica en varias dimensiones >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.