Kasparov pide a Francia que no extradite a Rusia al magnate kazajo Ablyazov

El excampeón mundial de ajedrez y opositor ruso Gari Kasparov pidió hoy a las autoridades francesas que no extraditen a Rusia al oligarca kazajo Mujtar Ablyazov, detenido en Francia desde hace más de dos años, y advirtió de que la demanda de Moscú es una maniobra política.

Kasparov, que visitó en la cárcel de Fleury Merogis a Ablyazov, afirmó en una conferencia de prensa en París que si es entregado a Rusia sus derechos no estarían garantizados en un proceso judicial, sobre todo teniendo en cuenta que se le considera un rival político del presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev, que le acusa de fraude multimillonario.

Añadió que desde que los tribunales franceses dieron su visto bueno hace un año a su entrega a Rusia, ese país "ha violado todos los tratados que ha firmado". Por ello, consideró que la decisión debería ser revisada.

Sostuvo que "Kazajistán es un país peligroso y que tiene un problema con otros refugiados políticos que están en Europa y afrontan una extradición política".

Hace una semana se comunicó a Ablyazov su inminente extradición a Rusia tras publicarse el decreto firmado por el primer ministro francés, Manuel Valls, el 17 de septiembre.

Ese decreto se sustenta en la confianza que tiene Francia en que Rusia ofrezca un proceso justo al empresario y político kazajo.

Madinar Ablyazov, el hijo mayor del empresario, que acompañó en esta visita a Kasparov, declaró que él y su familia están "muy afectados por la reciente decisión" de Francia.

Rusia, Ucrania y Kazajistán acusan a Ablyazov de delitos de fraude multimillonario al frente del banco BTA.

Fue arrestado el 31 de julio de 2013 en una mansión de la Costa Azul francesa en virtud de una orden de búsqueda internacional emitida por Interpol a petición de las autoridades de los tres países citados.

El magnate se considera víctima de una persecución política por parte del presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev.

El banco BTA, nacionalizado por el Gobierno de Astaná en febrero de 2009, reclamaba su entrega a través de Rusia y Ucrania, donde tiene filiales, ya que Kazajistán no cuenta con tratado de extradición con Francia.

Ablyazov, formado en Moscú, hizo fortuna tras la caída de la Unión Soviética y, durante años, fue próximo del presidente kazajo, del que llegó a ser ministro de Energía, Industria y Comercio entre 1998 y 1999, hasta que cayó en desgracia y formó un partido de oposición.

 

Lea más

 

La oposición busca su lugar en Moscú >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies