Rusia pide disculpas a Francia por convocar erróneamente a embajador en Moscú

Rusia pidió hoy disculpas a Francia por convocar a su embajador tras concluir erróneamente que había sido un caza francés el que se había aproximado a un avión de pasajeros ruso que trasladaba a Ginebra a una delegación parlamentaria.

 

"Francia ha informado de que no se trata de un avión de su Fuerza Aérea, sino de la suiza. Después de esto la parte francesa ha recibido disculpas por los canales diplomáticos", dijo María Zajárova, portavoz de Exteriores, a la televisión pública.

 

Seguidamente, agregó, "hemos solicitado la correspondiente explicación sobre lo ocurrido. Esperamos una respuesta oficial de la parte suiza".

 

Rusia convocó al embajador francés en Moscú, Jean-Maurice Ripert, para comunicarle "el profundo malestar de la parte rusa por lo sucedido" esta mañana en su espacio aéreo.

 

No obstante, poco después París negó toda implicación en el incidente y un portavoz del Ministerio de Exteriores recordó que, debido a la proximidad del aeropuerto de Ginebra a la frontera francesa, hay protocolos que permiten la intervención de los aviones de uno y otro país en la zona.

 

El departamento de Defensa de Suiza ha confirmado que un caza de sus Fuerzas Aéreas se acercó al avión en el que viajaba la delegación rusa a la altura de la localidad de Bienne, en el espacio aéreo helvético.

 

Fuentes del departamento de seguridad civil y defensa de Suiza explicaron a la agencia oficial rusa RIA Nóvosti que se trató de un hecho "rutinario" y que su caza únicamente quiso comprobar el número del avión e insistieron en que "no hubo ninguna aproximación peligrosa".

 

Cientos de vuelos son comprobados de esa forma cada año, incluidos los realizados por aparatos con estatus diplomático de países como Francia o Estados Unidos, agregaron.

 

Zajárova explicó que la información sobre que había sido un caza francés el que se aproximó al avión con los diputados rusos había provenido del piloto.

 

"Nos pusimos a comprobar la información para lo que fue convocado el embajador francés a la Cancillería. Es un procedimiento rutinario en tales casos, ya que hablamos de una delegación parlamentaria encabezada por el presidente de la Duma estatal que viaja a una actividad oficial", comentó.

 

La delegación rusa, que se dirigía a Ginebra para tomar parte en la 133 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, está encabezada por el presidente de la Duma, Serguéi Narishkin.

 

Narishkin, quien intervino durante la asamblea, afirmó que el incidente "no había sido nada agradable".

 

Lea más

 

Rusia da por roto el contrato con Francia del portahelicópteros Mistral >>>

 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies