Sirios aplauden apoyo ruso por colaboración militar antiterrorista

Las muestras de reconocimiento del pueblo sirio al apoyo militar brindado por la Federación Rusa en la guerra contra las bandas terroristas se repiten en diferentes puntos del país y frente a sedes diplomáticas de Moscú en el exterior.

En Damasco se han organizado varios mítines populares, donde la población, portando pancartas con las imágenes de los líderes Bashar al-Assad y Vladimir Putín, demuestran su agradecimiento a la aviación militar rusa, por apoyar al ejército nacional en el enfrentamiento contra las bandas armadas.

En las calles, cuando distinguen extranjeros que les puedan parecer originarios del gigante euroasiático, los ciudadanos sirios dan muestras de afecto y respeto, y repiten alegres: ÂíRusia! ÂíRusia!.

Prensa Latina recogió opiniones entre transeúntes y participantes en los mítines, quienes coincidieron en afirmar que esta ayuda militar era necesaria y debió llegar mucho antes.

"Nuestro pueblo lleva más de cuatro años resistiendo a estas bandas pagadas desde el extranjero, y no nos hemos rendido ante ellos. Ahora, con la ayuda de los rusos, será más corto el camino a la victoria", afirmó Mohamed, un taxista que integra además las milicias populares.

"A esos que andan mintiendo y dicen que esto es una invasión militar rusa -afirmó Rasha, una maestra de primaria-, les digo que prefiero ir a ver bailar a las estrellas del Bolshoi en un teatro de Damasco, que ver a esos barbudos perversos cortando cabezas como en el siglo VI".

En los actos de masas, organizados por diferentes organizaciones políticas y sociales, destaca la presencia de los jóvenes, principal cantera de reserva del ejército en esta guerra antiterrorista.

"Con los rusos ayudándonos -comentó Alí, un joven universitario-, nuestros enemigos se quedarán con los deseos de destruir a nuestro país".

También se reportaron actos de solidaridad con la fuerza aérea rusa presente en este país árabe frente a las embajadas de este país en Irán, India, Francia, República Checa, Armenia, Rumania, Eslovaquia, Malasia, Cuba, Chipre y otros países, organizados por las filiales de la Unión Nacional de Estudiantes de Siria.

Los sirios, tanto aquí como en el extranjero, reconocen la permanente posición de Rusia desde el inicio de la crisis en 2011, abogando por la necesidad de combatir el terrorismo y buscar una solución política, en contraposición que otros países que apoyan y financian a los grupos extremistas.

El pasado 13 de octubre, durante una de estas manifestaciones de apoyo, dos morteros impactaron en las inmediaciones de la embajada rusa en Damasco, dejando a cuatro civiles heridos.

Lea más: Siria, la primera batalla del caza Su-34>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies