La agencia rusa de aviación critica el informe holandés sobre el MH17

Rosaviatsia, la agencia rusa de transporte aéreo, rechazó este miércoles las conclusiones del informe holandés sobre la catástrofe del MH17 en Donbás, según el subdirector del ente, Oleg Storchevói.

"Hemos visto el documento y puedo decir que la comisión rusa rechaza categóricamente las conclusiones que contiene el informe", dijo Storchevói en una rueda de prensa en Rossiya Segodnya.

Agregó que el informe es insatisfactorio y parece haber sido basado en pruebas que justifican una versión inventada.

VETO A EXPERTOS RUSOS

El vicejefe de Rosaviatsia indicó que los especialistas rusos ni siquiera tuvieron acceso al lugar de la caída del Boeing malasio.

Subrayó que, sin la autorización de la comisión holandesa, la llegada de expertos rusos era simplemente imposible, mientras la parte holandesa argumentó su rechazo por la falta de seguridad en el lugar.

"Por ende, no pudimos ir", señaló Storchevói, desmintiendo a la vez las informaciones sobre la presencia de peritos rusos en el lugar de la caída del Boeing.

En este sentido, indicó que sí conocieron la situación sobre el terreno los miembros de las comisiones holandesa y malasia.

POLÉMICA POR EL MISIL

Por otra parte, Storchevói desmintió que el misil con el que fue derribado el MH17 fuese lanzado desde Snézhnoe, localidad controlada en aquel entonces por las milicias de Donbás.

"Si la aeronave fue impactada con un misil del Buk, pudo alcanzar el avión en el punto de la explosión solo tras haber sido lanzado de la localidad de Zaróschenskoye. Estas estimaciones han sido confirmadas", comunicó.

Al mismo tiempo, advirtió contra conclusiones prematuras.

Solo al determinar el tipo del misil con el que fue derribado al avión se podrá hablar del lugar de dónde pudo ser lanzado, explicó.

Recordó que Rusia pidió desde el principio realizar un inventario de misiles de las fuerzas ucranianas con capacidad de derribar un avión, pero esta labor nunca se llevó a cabo.

REAPERTURA DE LA INVESTIGACIÓN

Rusia usará el derecho que le corresponde para pedir la reanudación de la investigación del derribo del Boeing malasio en Ucrania, prometió Storchevói.

"La Federación de Rusia hará uso del Capítulo 5.13 del Anexo 13 al Convenio sobre Aviación Civil Internacional para pedir la reapertura de la investigación del siniestro", anunció en una rueda de prensa en Rossiya Segodnya.

Asimismo, Rusia invita a otros países "a los que les importe establecer la verdadera causa de la tragedia" a unirse al debate sobre los resultados de las pesquisas y experimentos realizados por entidades rusas, agregó.

Una investigación internacional conjunta en que participe Rusia no causaría controversias, argumentó el funcionario.

"La única vía es realizar todos juntos la investigación, para que sea objetiva, para que representantes de varios países lleven a cabo pesquisas, y efectivamente sería una investigación global y objetiva si fuera aprobada todos los miembros de la comisión", subrayó.

Según Storchevói, la investigación y sus resultados serán "importantes para una investigación ulterior que llevará a cabo otra comisión".

RUSIA, FUERA DE SOSPECHAS

El consorcio ruso Almaz-Antey ha excluido que los misiles fabricados en Rusia estén involucrados en el derribo del avión de pasajeros malasio que se produjo en julio de 2014 en el este de Ucrania.

"Los fragmentos del avión Boeing no presentan agujeros característicos para los perfiles doble T, lo que descarta por completo la implicación de los equipos militares pertenecientes a Rusia en la catástrofe del vuelo MH17", dijo a los periodistas un representante de la compañía.

La fuente ha explicado que en el año 2005 Ucrania tenía en sus arsenales 991 misiles 9M38M1, precisamente con este tipo de proyectil, según la investigación que realizó el consorcio, fue derribado el avión de pasajeros malasio.

Al mismo tiempo, sostuvo, el Ejército ruso no cuenta con este tipo de misiles.

El Boeing 777 de la compañía Malaysia Airlines, que realizaba el vuelo MH17 de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue derribado el 17 de julio de 2014 en la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania.

Los 298 ocupantes de la aeronave, en su mayoría holandeses, murieron en la tragedia.

Lea más: Similitudes y diferencias en los informes sobre el derribo del MH17>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies