Rusia responderá con más potencial ante nuevas bombas de EE UU

El presidente de la Academia rusa de problemas Geopolíticos, Konstantín Sivkov, afirmó hoy que el Kremlin puede responder al plan norteamericano de desplegar 20 nuevas bombas nucleares en Alemania con lo que denominó "una valla antiaérea".

Lo único con que podemos responder es reequipar los misiles de alta precisión Iskander con ojivas nucleares y producir bastantes cohetes para los aviones de largo alcance, respondió al ser interrogado por la agencia de noticias Novosti.

Añadió el experto que se deberán modernizar y reequipar los aviones de alcance estratégico Tu-22M3 con misiles de crucero de largo alcance X-555.

Sirkov consideró que de esta manera Moscú podría crear una "amenaza nuclear" de mayor escala.

Entre otras opciones, el titular mencionó la opción de incrementar el grupo de defensa antiaérea en la frontera occidental porque los estadounidenses podrían emplazar bombas atómicas en su aviación táctica.

Si erigimos una valla potente de sistemas antiaéreos, simplemente serán incapaces de de alcanzar su objetivo, estimó.

Criticó el académico que el Pentágono modernizó sus bombas del tipo B61-12 hace varios años, mientras que Moscú solo reaccionó últimamente.

¿Por qué no hubo indignación cuando los estadounidenses adoptaron el programa de reequipamiento de los países no nucleares?, ¿y ahora qué van a usar los norteamericanos?, preguntó, al recordar que Alemania no puede tener armamento atómico.

Sivkov subrayó que en toda Europa, particularmente en Alemania, el 80 por ciento de la población demanda la retirada de las armas nucleares.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Zajarova, advirtió la víspera que en Rusia generan inquietud las noticias sobre planes norteamericanos de desplegar 20 nuevas bombas nucleares en una base aérea de Alemania.

Zajarova reiteró esa preocupación al referirse a la información publicada por el canal germano ZDF sobre el emplazamiento de dos decenas de proyectiles atómicos del tipo B61-12 en el cuartel de Buchel, en Renania-Palatinado.

Según la fuente, cada una de esas bombas posee una potencia equivalente a 80 veces el artefacto lanzado contra Hiroshima en agosto de 1945 al final de la Segunda Guerra Mundial.

Entrevistada por la televisora alemana, Zajarova recordó que en la década de 1990 Moscú redujo su arsenal de armas nucleares no estratégicas en cuatro veces, las incluyó en la categoría de "no desplegadas" y las almacenó en su territorio.

Por el contrario, en Europa -no solo en Alemania, sino también en Bélgica, Holanda, Italia y Turquía-, se emplazan artefactos nucleares tácticos del Pentágono, explicó la vocera.

Comentó que Washington moderniza sus bombas nucleares y los miembros europeos de la OTAN sus portaaviones, información que fue confirmada en las cumbres del bloque militar occidental en Chicago (2012) y Gales (2014).

Lea más: Los 40 misiles nucleares que asustan a EE UU y la OTAN>>>

Publicado originalmente en Prensa Laitna

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies