Rusia preocupada por arsenal nuclear de EE UU en Alemania

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Zajarova, advirtió ayer que en Rusia generan inquietud las noticias sobre planes norteamericanos de desplegar 20 nuevas bombas nucleares en una base aérea de Alemania. Zajarova reiteró esa preocupación al referirse a la información publicada por el canal germano ZDF sobre el emplazamiento de dos decenas de proyectiles atómicos del tipo B61-12 en el cuartel de Buchel, en Renania-Palatinado.

Según la fuente, cada una de esas bombas posee una potencia equivalente a 80 veces el artefacto lanzado contra Hiroshima en agosto de 1945 al final de la Segunda Guerra Mundial.

Entrevistada por la televisora alemana, Zajarova recordó que en la década de 1990 Moscú redujo su arsenal de armas nucleares no estratégicas en cuatro veces, las incluyó en la categoría de "no desplegadas" y las almacenó en su territorio.

Por el contrario, en Europa -no solo en Alemania, sino también en Bélgica, Holanda, Italia y Turquía-, se emplazan artefactos nucleares tácticos del Pentágono, explicó la vocera.

Comentó que Washington moderniza sus bombas nucleares y los miembros europeos de la OTAN sus portaviones, información confirmada en las cumbres del bloque militar occidental en Chicago (2012) y Gales (2014).

Zajarova dijo que de esa forma la así llamada práctica de uso conjunto de las armas nucleares dentro de la OTAN es también motivo de preocupación.

La funcionaria de alta jerarquía en la cartera de Asuntos Exteriores expresó que la gran preocupación de su país es la creación y el despliegue de sistemas de defensa estratégica antimisiles que violan el equilibrio de fuerzas en la esfera atómica, lo cual socava la estabilidad global.

Mencionó como fuente de otra inquietud del Kremlin la intención de Washington de colocar armas en el cosmos, así como de desplegar arsenales estratégicos no nucleares de alta precisión.

El canal ZDF evocó un acuerdo del Gobierno alemán en 2010, el cual vetaba la presencia de armas nucleares en territorio alemán.Sin embargo, la retirada nunca ocurrió y aquellos arsenales serán sustituidos ahora por otros más modernos.

Thomas Hitschler, político socialdemócrata, confirmó al canal de televisión los planes del Estado alemán de invertir alrededor de 112 millones de euros en el despliegue de las bombas atómicas en la base militar de Buchel.

Diversos sectores de Alemania, incluidos figuras de la política y medios periodísticos, critican este nuevo proyecto al que califican de provocación contra Moscú.

Lea más

EE UU amenaza con cambiar la agenda de seguridad europea >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies