Rusia multiplica eficacia de proyectiles para sus tropas

La creación de una bomba-misil y de proyectiles inteligentes capaces de hundir un buque con un solo disparo confirman hoy la voluntad de Rusia de multiplicar la eficacia en la artillería de sus tropas. Boris Obnósov, director general de la Corporación de Misiles Técticos (KTRV, en ruso), aseguró que esa empresa desarrolló el ingenio denominado Grom-2 (Trueno-2) que combina las cualidades de un cohete y una bomba.

Según la fuente, citada por Novosti, Grom-2 es una bomba planeadora porque en vez de motor lleva otra ojiva balística de 130 kilogramos. Subrayó que el peso total de este armamento es de 250 kilos.

Obsónov explicó que los artefactos Grom-1 y Grom-2 son avances que partieron del misil J-38, vector multifuncional con ojiva láser cuya creación concluyó este año.

La nueva versión incluye un diseño modificado y añade alas, según se informó.

Grom-1 posee un sistema de guiado inercial y por satélite, tiene un peso total de 522 kilogramos, incluida una cabeza balística de 250, indicaron las fuentes.

Fundada en 2002, la corporación KTRV está integrada por 25 empresas fabricantes de cohetes de alta eficiencia, bombas guiadas, así como armamento terrestre, naval y aéreo.

Por su parte, el Instituto de Investigaciones Científicas de Construcción Automotriz trabaja en la tecnología de disparos artilleros con proyectiles "inteligentes" y detonadores programables, orientados a la esfera naval.

Este tipo de salva permitirá hundir un buque enemigo de un solo disparo, según dijo a Novosti el portavoz de ese centro Valeri Lébedev.

Comentó que el Instituto sigue la tendencia mundial de crear detonadores inteligentes que permitan la explosión del proyectil en las coordenadas óptimas de tiempo y espacio.

Tras el impacto, la munición de este tipo atravesará primero el grueso del blanco y luego estallará con un retardo óptimo, acción que provocará daños irreparables en el objetivo, explicó Lébedev.

Según el experto, el empleo de estos proyectiles multiplicará la efectividad del fuego contra objetivos navales, costeros y aéreos, y reducirá el gasto de las municiones.

El Instituto, igualmente, crea sustancias explosivas de baja sensibilidad, que sin merma de su eficacia reducen considerablemente las explosiones no previstas, incluidos los casos de incendios en arsenales y cuarteles, así como en el escenario de las acciones combativas, concluyó la fuente.

Lea más

El nuevo rifle de Kaláshnikov (vídeo) >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies