Putin ratifica por teléfono respaldo a acuerdos de Minsk

El presidente ruso, Vladimir Putin, insistió ayer en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk como vía de solución para el conflicto ucraniano durante una plática telefónica con los líderes de Alemania, Francia y Ucrania, reunidos en Berlín.

Según el Primer canal de la televisión de Rusia, Putin estableció comunicación por esa vía con la canciller alemana, Angela Merkel, y los mandatarios de Francia, François Hollande, y de Ucrania, Petro Poroshenko.

Tras el encuentro del trío que junto a Moscú conforma el denominado formato de Normandía, Merkel afirmó que en Berlín Francia y Alemania escucharon la visión ucraniana sobre la situación en el Donbass, pero subrayó que los contactos con el líder ruso sobre ese asunto son necesarios.

Al informar a la prensa que fueron debatidos muchos temas y escuchada la postura sobre el particular desde el ángulo ucraniano, Merkel añadió que Berlín y París consideran importante retomar los contactos con Moscú.

No descarto que tenga lugar una reunión cuatripartita, subrayó.

Reconoció la canciller que existen diferentes opiniones sobre Ucrania entre Rusia y Occidente "que deben resolverse necesariamente".

La jefa del gobierno alemán expresó, asimismo, que los acuerdos de cese el fuego alcanzados en febrero en la capital de Belarús son fundamentales para lograr la paz en Ucrania y no deben ser puestos en duda.

Resaltó también la importancia del monitoreo del cumplimiento de los acuerdos de Minsk por parte de los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), e instó a no dudar acerca de su trabajo en Donbass (sureste de Ucrania).

Por su parte, Hollande admitió la necesidad de nuevas reuniones para resolver la situación en Ucrania oriental, incluyendo conversaciones de los líderes y los ministros de Asuntos Exteriores del denominado formato de Normandía.

Resulta necesario avanzar hacia la paz en el este de Ucrania sobre las bases de los acuerdos de cese el fuego pactados en Minsk, Belarús, en febrero último, recalcó el titular francés.

Al intervenir ante la prensa, Poroshenko reiteró que considera el proceso de Minsk como una herramienta universal para alcanzar la paz en Donbass.

"Repetiré una vez más que no hay alternativa a lo pactado en Minsk con su cese el fuego, la retirada del armamento pesado y los medios artilleros, el aseguramiento de la liberación total de los prisioneros y el acceso de la OSCE al monitoreo de esos procesos", agregó.

Poroshenko, sin embargo, utilizó un lenguaje dual en relación con el formato de las negociaciones, en atención a quienes presionan en su país para que Estados Unidos sea incorporado.

"No necesitamos nuevos formatos, tenemos el de Minsk y el de Normandía. Yo estoy preparado para debatir nuevos formatos, pero creemos que el básico es el de Normandía, que ha probado su eficiencia", concluyó el gobernante ucraniano.

Lea más

Europa busca un nuevo plan de paz para Ucrania >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies