Ecuador denuncia falsificación de productos confiscados en Rusia

El embajador de Ecuador en Rusia, Julio Prado, negó el viernes el origen nacional atribuido a una partida de manzanas y duraznos decomisada durante un intento de ingreso ilícito en el Estado eurasiático.

Nuestro país respeta y cumple las leyes de Rusia, y por eso pensamos que se trata no solo de un hecho delictivo sino también de mala fe, orientado a dañar un prestigio bien ganado en este mercado, dijo Prado a esta agencia de noticias.

Con énfasis, el diplomático aclaró que Ecuador no exporta manzanas ni duraznos hacia el país más extenso del planeta.

Previamente, en una nota oficial a la que tuvo acceso Prensa Latina, la legación diplomática informó que los productos incautados "no son ecuatorianos" y condenó enérgicamente esas prácticas.

Puntualizó el comunicado que los certificados fitosanitarios presentados son falsos, al deplorar que tales ilícitas "ponen en riesgo el buen nombre de los productos ecuatorianos", muy populares y con gran demanda en el mercado ruso.

El Servicio de Inspección Sanitaria de Rusia (Rosseljoznadzor) recrudeció en los recientes meses los controles fitosanitarios ante la detección de contrabando de mercaderías sujetas al embargo decretado por el Gobierno hace un año, como respuesta a sanciones de Estados Unidos y sus aliados.

Moscú prorrogó la contramedida tras una nueva oleada de represalias este verano y por decreto presidencial el Servicio Sanitario comenzó a fines de julio la destrucción de productos embargados, una práctica criticada a lo interno por sectores políticos y sociales.

Rosseljoznadzor circuló una comunicación en la que indica que la destrucción de alimentos comercializados de manera ilícita y falsificada constituye una "medida estándar de protección", aplicada en todos los países desarrollados, según normas internacionales.

El Ministerio de Agricultura, en tanto, confiscó y destruyó unos 500 mil huevos, 700 kilogramos de queso y 180 toneladas de carne, tras lo cual figuras y organizaciones políticas solicitaron al Kremlin destinar los productos incautados a personas necesitadas o a instituciones sociales.

Las relaciones ruso-ecuatorianas crecieron sustancialmente a partir de las visitas del presidente Rafael Correa a este país (2009 y 2013), especialmente los vínculos comerciales en la esfera agroalimentaria y de la pesca en los que la nación suramericana es una gran exportadora.

Ecuador es el segundo país de América Latina por su nivel de ventas en Rusia, solo superado por Brasil. El comercio bilateral rebasa los mil 400 millones de dólares, según la embajada de Quito ante Moscú.

Publicado originalmente en Prensa Latina

Lea más: Rusia destruye tres toneladas de limones españoles>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies