Tropas rusas eliminan jefe terrorista en el Cáucaso

El jefe de la organización terrorista Emirato del Cáucaso, Magomed Suleimanov, murió hoy en las montañas de Daguestán, Cáucaso del Norte, durante una operación de fuerzas combinadas de Rusia, confirmó una fuente militar.

Junto a Suleimanov perecieron otros dos subversivos, entre ellos su lugarteniente Kamil Saidov, afirmó un portavoz del Comité Nacional Antiterrorista, aunque el Primer canal mencionó a un tercer irregular muerto, al transmitir imágenes del cerco.

Registrado en búsqueda y captura federal desde hacía 10 años, Suleimanov era el ideólogo principal de Emirato del Cáucaso, organización declarada terrorista por Moscú desde su fundación en 2007 cuando la comandaba Doku Umarov, eliminado el año pasado.

Sus integrantes reivindicaron el asesinato del ministro de Interior de Daguestán (2009), el ataque con explosivos contra el presidente de Ingushetia, Yunus-Bek Evkurov (julio 2009) y el atentado del 24 de enero de 2011 en el aeropuesrto de Domodiédovo, con saldo de 35 fallecidos y 100 heridos.

En la operación iniciada hace 48 horas y en marcha todavía en una zona boscosa, intervienen fuerzas conjuntas del Servicio Federal de Seguridad (FSB, en ruso), el Ministerio de Defensa y el de Interior, reforzadas con helicópteros de combate.

Las fuentes aseguraron que en la fase final del operativo las tropas movilizadas se concentran en la búsqueda de remanentes de los comandos subversivos, los cuales buscan refugio en las montañas.

Otro jefe de Emirato del Cáucaso, Aliasjab Kebekov, murió en Daguestán el 20 de abril último junto a cuatro subordinados durante un combate, según la agencia de noticias TASS.

El general de Ejército Serguei Smirnov, subdirector primero del FSB, confirmó recientemente que algunos jefes de grupos extremistas del Cáucaso del Norte juraron subordinación al Ejército Islámico (EI).

Al informar sobre el peligro de esta agrupación yihadista, Smirnov explicó que comienza a infiltrarse en otras organizaciones terroristas como Emirato del Cáucaso, algunos de cuyos cabecillas ya pactaron un compromiso con el EI.

El Comité Nacional Antiterrorista alertó de manera reiterada desde 2012 sobre el peligro que representa el retorno a Rusia de cientos de elementos subversivos procedentes del Cáucaso que combaten en las filas de grupos terroristas islámicos en el Medio Oriente.

Tal preocupación fue reiterada en marzo del año en curso por el Consejo de Seguridad (CS) del estado eurasiático, que advirtió sobre la cifra de ciudadanos rusos integrados a las unidades militares del EI y que después podrán regresar con esa experiencia combativa.

Encabezada por el presidente Vladimir Putin, la reunión remarcó el financiamiento extranjero de los grupos subversivos en la zona norcaucásica y reconoció que hasta el presente no se detuvo la propagación de ideas extremistas difundidas por partidarios de estas guerrillas en Internet y sus redes sociales.

Lea más: Rusia en la guerra mundial contra el terrorismo islámico>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.