Al menos 18 militares ruso muertos al derrumbarse un cuartel en Siberia

Al menos 18 militares ruso murieron y otros 19 resultaron heridos al derrumbarse anoche un cuartel en la ciudad de Omsk, en el sur de Siberia, informó hoy el Ministerio ruso de Defensa.

"Desde debajo de los escombros han sido rescatados 37 militares, de ellos 18 murieron", declaró el portavoz de Defensa, general Ígor Konashénkov, citado por medios locales.

Agregó que los equipos de rescate buscan a otro cinco efectivos que están desaparecidos.

"19 militares han sido hospitalizados. Otros tres, con lesiones leves, fueron atendidos en la enfermería", precisó Konashénkov.

Varios de los heridos serán trasladados próximamente en avión a Moscú, adelantó el portavoz.

El siniestro, cuyas causas se desconocen, se produjo en un centro de instrucción Nº 242 de las Fuerzas Aerotransportadas de Rusia.

De momento las autoridades descartaron que el derrumbe del edificio, de cuatro plantas, haya sido provocado por una explosión de gas, ya que el cuartel no empleaba dicho combustible.

Según testigos citado por medios locales, en el momento del siniestro no se produjo una explosión ni se declaró un incendio.

El edificio había sido sometido a reparaciones hace un año, por lo que algunos medios rusos sugirieron que la causa del siniestro pudo haber sido la mala calidad de esos trabajos.

El presidente Vladímir Putin encargó a su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, garantizar toda la asistencia necesaria a los heridos y a los familiares de la víctimas mortales, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Lea más: La difícil reforma del ejército tuso >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.