Grecia da un paso hacia la salida de la zona euro, según viceministro ruso

El triunfo del "no" en el referéndum griego supone un paso hacia el abandono por Grecia de la zona euro, afirmó hoy el viceministro de Economía ruso, Alexéi Lijachov, al comentar los resultados de la consulta.

"Esto se entiende como un paso hacia la salida de la zona euro", dijo Lijachov citado por la agencia oficial rusa TASS.

Sin embargo, matizó que aún es prematuro afirmar que Grecia "recorrerá hasta el final ese camino".

Lijachov indicó que una eventual salida de Grecia de la zona euro sería una especie de terapia de choque para la Unión Europea (UE), que permitiría cierta consolidación fiscal en la zona euro.

Al mismo tiempo, advirtió de que existe el riesgo de que otros países puedan seguir el ejemplo de Grecia, lo que, en su opinión, tendría consecuencias irreparables.

Por su parte, el presidente del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Konstantín Kosachov, afirmó que los resultados del referéndum griego fortalecen las posiciones del Gobierno de Alexis Tsipras.

"Si el resultado final confirma los datos preliminares, estamos ante un importante voto de confianza al Gobierno de Tsipras y un fortalecimiento de las posiciones de Grecia en las negociaciones con la Unión Europea", dijo el legislador a la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.

Con el 75 % de votos escrutados, el "no" a la propuesta de acuerdo de los acreedores obtenía el 61,60 %, mientras que el "sí" recibía el 38,40 %.

Kosachov recalcó que la consulta celebrada hoy en Grecia no supone una ruptura de las negociaciones, ya que "ni a Grecia ni a la Unión Europea le conviene una suspensión de pagos".

"Es poco probable que la situación desemboque en un caos descontrolado. Nadie lo quiere. La negociaciones continuarán con Grecia en posiciones más fuertes. Tsipras se sentirá más seguro en sus negociaciones con los acreedores europeos", dijo Kosachov.

En opinión del senador, las posibilidades de que Grecia se quede en la zona euro son mayores que las de que abandone la moneda común.

"Es una guerra de nervios, una guerra de posiciones, pero se llegará a un compromiso", concluyó.

Lea más: ¿Puede Rusia ayudar a Grecia? >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.