Rusia pide presionar en favor de acuerdos de Minsk

El canciller ruso, Serguei Lavrov, reiteró hoy el pedido de utilizar todas las posibilidades para influir sobre el gobierno de Ucrania y milicianos del sureste, y lograr que acaten lo pactado en Minsk.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, reiteró hoy el pedido de utilizar todas las posibilidades para influir sobre el gobierno de Ucrania y milicianos del sureste, y lograr que acaten lo pactado en Minsk.
Espero que usemos todas nuestras posibilidades de influir en las partes del conflicto para que vuelvan a respetar rigurosamente los acuerdos de Minsk, afirmó al comentar los resultados de la reunión de ministros del Exterior del formato Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania), celebrada la víspera en París.

Los jefes de la diplomacia del cuarteto que aboga por una solución negociada de la guerra civil originada por el golpe de Estado del 22 de febrero de 2014 constataron que el conjunto de medidas aprobadas en Minsk sigue en vigor, según Lavrov.

Es preciso avanzar en todas las direcciones, incluido el ámbito político, subrayó el ministro ruso.

Citado por la televisión, el canciller insistió ante sus colegas acerca de la necesidad de influir sobre Kiev y los rebeldes para que cumplan los acuerdos pactados el 12 de febrero en la capital de Belarús e incluyen un alto el fuego, la retirada de armas pesadas y el inicio de un diálogo entre los beligerantes.

Con el visto bueno de los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, el 12 de febrero último representantes de Kiev y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk firmaron el texto que incluye 13 puntos orientados a la búsqueda de una solución negociada.

Los acuerdos clave aprobados en presencia de observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y Rusia incluyen un alto el fuego inmediato y completo en zonas concretas del Donbass.

Prevén, asimismo, la retirada del armamento pesado de la zona del conflicto y el control y seguimiento por parte de la OSCE.

Igualmente, las partes beligerantes deben debatir el futuro estatus de las regiones del conflicto y aprobar indultos y amnistía para todos los participantes en la guerra.

Sobre los prisioneros y rehenes, queda claro que debe realizarse un intercambio sobre la base del principio de "todos por todos".

La creación de corredores humanitarios y las garantías por parte de Kiev de restaurar las relaciones socioeconómicas en el Donbass tienen como objetivo aliviar la crisis que agobia a la población de esa zona, sometida a bombardeos desde el inicio de la ofensiva ordenada por el Gobierno desde abril de 2014.

Otros acuerdos son el control total sobre la frontera ruso-ucraniana por parte de Kiev y la retirada de todas las fuerzas extranjeras que intervienen en el conflicto, en el que, según denuncias, es notoria la presencia de mercenarios estadounidenses.

En el plano político, está pendiente la reforma constitucional en Ucrania y la celebración de nuevas elecciones locales en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Finalmente, el documento incluye la supervisión de los puntos de los acuerdos de Minsk por parte del grupo de contacto tripartito (OSCE, Rusia y Ucrania).

Lea más: Cómo funciona la economía de Donbass>>>

Publicado originalmente en Prensa Latina

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.