Obama y jefe de la OTAN denuncian agresividad de Rusia y evalúan apoyo a Irak

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibió hoy en la Casa Blanca al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para abordar la postura "cada vez más agresiva" de Rusia en el conflicto ucraniano y cómo mejorar el apoyo en defensa a Irak en el combate al Estado Islámico (EI).

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibió hoy en la Casa Blanca al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para abordar la postura "cada vez más agresiva" de Rusia en el conflicto ucraniano y cómo mejorar el apoyo en defensa a Irak en el combate al Estado Islámico (EI).

Obama se reunió con Stoltenberg en un "momento difícil e importante" para la Alianza Atlántica, según dijo a los periodistas al término del encuentro celebrado en el Despacho Oval.

El presidente estadounidense indicó que él y el jefe de la OTAN dialogaron de "la postura cada vez más agresiva que Rusia ha tomado" en el conflicto en Ucrania y reafirmaron la "importancia" de que se apliquen los acuerdos de paz de Minsk.

Esos acuerdos "son el camino hacia la paz", enfatizó el noruego, quien asumió la Secretaría General de la OTAN el año pasado, al urgir a Rusia a que deje de apoyar a los separatistas del este de Ucrania.

De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, el conflicto en el este del país, que estalló en abril de 2014, ha causado casi 7.000 muertos entre la población civil y 1.800 en las filas de las fuerzas gubernamentales.

Por otro lado, Obama y Stoltenberg coincidieron en que la OTAN enfrenta en la actualidad nuevas amenazas y retos del llamado "frente sur", relacionados con el combate a los yihadistas del EI y la situación de inestabilidad y violencia en Libia.

Eso implica, de acuerdo con Obama, "aumentar la creación de capacidades de defensa" en países como Irak o los aliados del Golfo Pérsico.

Obama no se pronunció sobre unos polémicos comentarios de su secretario de Defensa, Ashton Carter, quien sostuvo el domingo en una entrevista con CNN que la reciente toma de la ciudad de Ramadi por los yihadistas demuestra que parece haber "un problema con la voluntad de los iraquíes para pelear contra el EI y defenderse".

Al respecto, el mandatario apuntó que EE.UU. y sus aliados deben pensar si están "desplegando y organizando de forma eficaz" a su personal militar en Irak para ayudar al Gobierno de ese país en la lucha contra el EI.

Poco después, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, respaldó a Carter y dijo que sus afirmaciones fueron "congruentes con el análisis recibido de aquellos que están en el terreno".

Earnest puntualizó, además, que muchas de las tropas iraquíes que pelearon contra los yihadistas por el control de Ramadi "no se habían beneficiado" del entrenamiento ofrecido por EE.UU. y sus aliados.

El vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, telefoneó este lunes al primer ministro de Irak, Haider al Abadi, para "reafirmar el apoyo" de Washington a la lucha iraquí contra el EI, en un intento de rebajar el tono tras los comentarios del jefe del Pentágono.

Hoy las fuerzas militares y de seguridad iraquíes iniciaron la ofensiva para arrebatar a los yihadistas la provincia de Al Anbar y su capital, Ramadi, cuya liberación "será inminente", según Al Abadi.

A juicio de algunos analistas, los significativos avances del EI en Siria e Irak, pese a casi un año de bombardeos estadounidenses, ponen seriamente en entredicho la estrategia antiyihadista de Obama, quien se resiste a dar un giro a su plan para derrotar a ese grupo terrorista.

La Casa Blanca ha insistido en que no es necesario un cambio de estrategia, mientras voces republicanas, como la del senador John McCain, piden el despliegue de al menos 10.000 soldados estadounidenses en Irak con un rol más activo que el de los actuales asesores militares enviados por Obama.

Durante su reunión en el Despacho Oval, Obama y Stoltenberg abordaron también la misión en curso de la OTAN en Afganistán para capacitar y asesorar a las fuerzas de seguridad de ese país, al igual que las prioridades para la próxima cumbre de la Alianza, que se celebrará en julio de 2016 en Varsovia.

Lea más: Rusia rechaza acusaciones de OTAN sobre abastecimiento de fuerzas en Ucrania>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies