México se planteaba salir del proyecto antes del lanzamiento del satélite

El lunes la parte mexicana afirmó que tenía planeado cancelar el lanzamiento, pero debido a la multa que supondría esta decisión, conservó sus planes.

"Se analizó la posibilidad de salirse de ese contrato y buscar una alternativa, sin embargo había un costo, digamos un castigo, una garantía de 60 millones de dólares en caso de cancelación y se consideró junto a los asesores que incurrir en ese costo no era conveniente y continuar con el lanzamiento", cita El Financiero a la subsecretaria de Comunicaciones y Transporte Mónica Aspe.

El lunes el primer ministro Dmitri Medvédev se reunió con Dmitri Rogozin, responsable del desarrollo espacial, donde instó a definir la causa del accidente y encontrar los culpables. En el transcurso de la reunión Rogozin había propuesto que Rusia debe renunciar al uso de los cohetes Protón-M, ya que en todos los accidentes con estos aparatos ha habido la misma falla. Ofreció poner más atención a los modelos “Angará” que podrían reemplazarlo.

Anteriormente la Secretatría de Comunicación y Transporte de México había afirmado que no planea contraer ningún otro acuerdo en el ámbito de espacio con otros países próximamente. Así lo declaró el jefe de servicio de prensa Rodolfo González el pasado 16 de mayo. Ese día el cohete Protón-M, con el MexSat-1 a bordo, se quemó en la atmósfera poco después de su lanzamiento. Se estima que las pérdidas para el país norteamericano son de unos 290 millones de dólares.

En base a información de RIA Novosti y BBC.

Lea más: Expertos investigan las causas del accidente del satélite mexicano >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies