Kiev y los separatistas se acusan mutuamente de decenas de ataques

Las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos se acusaron hoy de decenas de ataques contra sus respectivas posiciones, a un día de que se reanuden en Minsk las negociaciones de paz con mediación de Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos se acusaron hoy de decenas de ataques contra sus respectivas posiciones, a un día de que se reanuden en Minsk las negociaciones de paz con mediación de Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

El Ayuntamiento de Donetsk, principal bastión de los rebeldes, informaron de que la pasada madrugada transcurrió con periódicos ataques con artillería, que dejaron al menos una casa totalmente destruida en uno de los barrios de la ciudad.

El mando militar ucraniano denunció 27 violaciones del alto el fuego por parte de las milicias sublevadas en distintos puntos de la línea que separa las posiciones de los dos bandos, mientras que los prorrusos informaron de otros 40 ataques por parte de las fuerzas de Kiev.

Aunque los dos bandos aseguran haber replegado el armamento pesado de la línea de separación de fuerzas, como establece el segundo punto de los Acuerdos de Minsk, tanto Kiev como los rebeldes se acusan continuamente de emplear artillería de gran calibre contra las posiciones enemigas.

Las dos partes se reunirán mañana en la capital bielorrusa después de que la situación en el este de Ucrania empeorara sensiblemente durante el fin de semana, en el que la artillería ha vuelto a actuar contra la ciudad de Donetsk, habitada por casi un millón de personas antes del inicio de la guerra hace un año.

Los separatistas esperan que en dicha reunión comiencen su labor los grupos de trabajo para la aplicación del aspecto político de los acuerdos suscritos el pasado 12 de febrero tras una larga negociación entre los presidentes de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia.

La aplicación de estos acuerdos se ha estancado en su aspecto político, ya que Ucrania ha aprobado una ley de autonomía para las zonas controladas por los separatistas, pero puso como condición la celebración de elecciones locales, lo que es rechazado tanto por los rebeldes como por Moscú.

Lea más: La retirada de armamento pesado trata de salvar la tregua en Ucrania>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.