Nicaragua permite a Rusia explorar espacio ultraterrestre para uso no militar

El Parlamento nicaragüense ratificó hoy un acuerdo de cooperación con Rusia sobre la exploración y utilización del espacio ultraterrestre del país centroamericano para uso no militar.

Los legisladores sandinistas y sus aliados dieron sus votos para la aprobación de ese acuerdo, que fue propuesto con carácter urgente por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró ante el pleno el titular del Congreso, el oficialista René Núñez.

Los 23 diputados de la oposición rechazaron ese decreto bajo el argumento que "pone a Nicaragua en medio de la posibilidad de entrar en un conflicto" entre Rusia con Estados Unidos y Europa, dijo a Efe uno de sus representantes, Eliseo Núñez.

"Esto nos coloca a nosotros en medio de la posibilidad de entrar a un conflicto que no nos interesa estar. Rusia ha venido dando claras señales de estar en un conflicto con Europa y con Estados Unidos, nuestros principales socios comerciales y países donantes", alegó el legislador de la opositora Bancada Partido Liberal Independiente (Bapli).

El diputado sandinista José Figueroa dijo a periodistas que el uso de esos satélites serán "con fines pacíficos y civiles" y con el objetivo de obtener una base de datos en materia científica, industrial, clima y atmósfera.

"Toda esta base de datos, que son producto del análisis del espacio ultraterretre, permite que un país tenga capacidad de prevenir el cambio climático", sostuvo el legislador sandinista.

El jefe del grupo parlamentario sandinista, Edwin Castro, explicó que el uso de esos satélites rusos será para "apoyar el proceso de prevención del cambio climático y de desastres naturales", al igual, dijo, como el acuerdo que Nicaragua tiene con Estados Unidos.

No obstante, para el diputado opositor Núñez, lo que hay detrás de ese acuerdo es que "Rusia considera que Nicaragua es parte del espacio vital de Estados Unidos".

"Ellos consideran que Ucrania y los países que formaban antes la Unión de República Socialistas Soviéticas son parte del espacio vital ruso, entonces este acuerdo significa que pueden entrar a Nicaragua para ocuparnos como una moneda de cambio a razón de pedirle a Estados Unidos que se retire de alguno de los países donde ellos consideran que está amenazando su espacio vital", anotó Núñez.

Rusia firmó en 2012 un acuerdo con Nicaragua para la instalación de estaciones para regular sus satélites GLONASS.

Según los legisladores sandinistas, Duma (Cámara de Diputados) de Rusia ratificó el acuerdo a comienzos de año.

Los satélites GLONASS son el equivalente a los GPS de Estados Unidos (Sistema de Posicionamiento Global, por sus siglas en inglés).

Desde que Daniel Ortega volvió a la Presidencia del país centroamericano en 2007, Nicaragua y Rusia han fortalecido sus relaciones en todos los campos.

Rusia, un antiguo aliado de Nicaragua que durante el primer régimen sandinista (1979-1990) dotó de armamento soviético a las Fuerzas Armadas nicaragüenses, también construirá en las afueras de Managua un centro de entrenamiento de lucha antidrogas, que preparará a agentes operativos para toda América Central.

Nicaragua es uno de los contados países, junto a Venezuela y los pequeños Estados insulares de Nauru y Tuvalu, que se han sumado a Rusia en el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

Lea más: La participación rusa en el canal de Nicaragua >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies