Putin: EEUU tuvo contactos con la guerrilla islamista del Cáucaso Norte

El presidente ruso, Vladímir Putin, revela que los servicios secretos de Estados Unidos tuvieron contactos con la guerrilla islamista que actuaba en el Cáucaso Norte, en un documental sobre el XV aniversario de su primera investidura como jefe del Estado emitido hoy por el canal de televisión Rossía 1.

El presidente ruso, Vladímir Putin, revela que los servicios secretos de Estados Unidos tuvieron contactos con la guerrilla islamista que actuaba en el Cáucaso Norte, en un documental sobre el XV aniversario de su primera investidura como jefe del Estado emitido hoy por el canal de televisión Rossía 1.

"En una ocasión, nuestros servicios secretos detectaron contactos directos entre los guerrilleros del Cáucaso Norte y representantes de los servicios secretos de EEUU en Azerbaiyán", dijo el jefe del Kremlin.

Agregó que diez días después de que comunicara este hecho a Washington los servicios secretos rusos recibieron una carta de sus colegas estadounidenses que decía: "Hemos mantenido y mantendremos relaciones con todas las fuerzas opositoras rusas".

Por lo visto, señaló Putin, en Occidente consideraban que "si alguien actuaba para desestabilizar al principal rival geopolítico, que para ellos siempre ha sido Rusia, ello favorecería sus intereses".

"Pero no ha sido así", subrayó el presidente ruso, que advirtió de que los terroristas siempre se vuelven contra aquellos que en aras de intereses políticos o para resolver tareas geopolíticas les apoyan.

En su opinión, Occidente quiere a Rusia cuando ésta pasa por momentos difíciles.

"A veces me da la impresión que (en Occidente) nos quieren cuando necesitamos ayuda humanitaria. Entonces todo está bien, entonces nos envían patatas", dijo.

Según el jefe del Kremlin, hace 15 años "el mundo decidió que Rusia dejaría de existir y que la única duda era acerca de cuándo ello ocurriría y cuáles serían las consecuencias".

Según el presidente ruso, no se justificaron las esperanzas de los soviéticos de que la eliminación de las barreras ideológicas, con la caída del comunismo, convertiría a Rusia en parte del mundo occidental.

"Todos teníamos ilusiones", admitió, para añadir que "hay también intereses geopolíticos que no tienen ninguna vinculación con la ideología".

Putin no titubeó al señalar como los momentos más duros de su mandato los actos terroristas perpetrados por comandos chechenes en el teatro moscovita Dubrovka (2002) y la escuela noroseta de Beslán (2004), que causaron la muerte de 500 personas.

Putin, quien actualmente cumple su tercer mandato al frente del Kremlin, fue investido por primera vez presidente de Rusia el 7 de mayo de 2000.

Para entonces, en su condición de primer ministro, ejercía como jefe del Estado en funciones tras la dimisión del primer presidente ruso, Borís Yeltsin, el 31 de diciembre de 1999.

En 2004, Putin fue reelegido por otros cuatro años, el segundo mandato consecutivo permitido por la Constitución.

Se negó a reformar la Ley Fundamental para poder presentar su candidatura presidencial y respaldó la de su delfín, Dmitri Medvédev, elegido presidente para el período 2008-2012.

Durante toda la gestión de Medvédev, Putin estuvo al frente del gabinete de ministros y en 2012 fue nuevamente elegido presidente, esta vez para un mandato de seis años, gracias a una modificación constitucional impulsada por su antecesor. 

Lea más: “Rusia ofrece una alternativa al mundo controlado por EE UU”>>>

El director estadounidense, conocido por sus opiniones independientes, comenta el papel que desempeñan su país y Rusia en el ámbito internacional.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies