Netanyahu considera "muy grave" el suministro de misiles S-300 rusos a Irán

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró hoy "muy grave" el suministro de misiles S-300 por parte de Rusia a Irán, y censuró que el acuerdo marco con las potencias no haga referencia a la capacidad agresiva de Teherán.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró hoy "muy grave" el suministro de misiles S-300 por parte de Rusia a Irán, y censuró que el acuerdo marco con las potencias no haga referencia a la capacidad agresiva de Teherán.

"Israel considera muy grave el suministro de misiles S-300 de Rusia a Irán en momentos en los que Irán aumenta sus agresiones en la región", manifestó Netanyahu al inicio de la reunión semanal de su Consejo de Ministros, celebrada en Jerusalén.

De acuerdo a un comunicado difundido por su Oficina, el primer ministro reiteró una vez más que el reciente acuerdo alcanzado entre las potencias del G5+1 con Irán sobre el programa nuclear iraní, no contenga ninguna cláusula que se refiera a su capacidad armamentística que amenaza la región y a las fronteras de Israel.

"Israel ve también muy en serio el hecho de que no haya ninguna mención en el acuerdo que se está gestando entre Irán las potencias mundiales a la ofensiva que lleva a cabo Irán en la región y contra Israel", señaló.

Netanyahu agregó que Israel hará todo lo necesario para proteger su seguridad y la de sus ciudadanos.

El ministro israelí de Inteligencia y Asuntos Estratégicos, Yuval Steinitz, ya criticó esta semana el levantamiento por parte de Rusia del embargo a la venta de misiles a Irán y alertó de que este país apostará por el "rearme" tras el pacto nuclear recién suscrito.

"Esto prueba que el impulso económico que ganará Irán gracias al levantamiento de la sanciones será aprovechado para (adquirir) armamento y no para el bienestar del pueblo iraní", afirmó.

Rusia e Irán acordaron el pasado jueves el suministro de los sistemas de misiles antiaéreos rusos S-300, que podrían ser entregados a Teherán antes de que termine el año, pese a las enérgicas protestas de Israel y las reticencias de Estados Unidos.

El martes Moscú levantaba la prohibición al suministro de esos sistemas, a la espera de que la ONU anulara el embargo a las exportaciones de armas a ese país.

Moscú exigirá el levantamiento del embargo internacional una vez se cierre, previsiblemente antes del 30 de junio, el acuerdo nuclear definitivo de las potencias del G5+1 con Irán, anunció el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

En un giro de tuerca que podría tensar aún más las relaciones entre Rusia e Israel, el presidente ruso, Vladímir Putin, alertó ayer contra el suministro de armas a Ucrania por parte de Israel.

"Sería contraproducente. Si hablamos de armamento letal. Esto sólo nos conducirá a una nueva escalada del enfrentamiento, a un mayor número de víctimas y el resultado será el mismo", dijo Putin en declaraciones a la televisión pública.

El suministro de cohetes S-300 rusos a Irán han sido motivo de preocupación en Israel desde hace años porque, según este país, desplegados en torno a las instalaciones nucleares impedirán cualquier opción militar si fracasan las negociaciones o si Teherán decide finalmente fabricar armas atómicas.

El sistema S-300 es una avanzada batería antiaérea con un alto grado de efectividad en ataques por parte de aviones y misiles enemigos.

En 2010, el entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, canceló el contrato para el suministro de los S-300 a Irán en aplicación de una resolución de la ONU.

Según el contrato firmado en 2007, Rusia debía haber suministrado a Irán al menos cinco baterías de sistemas móviles de defensa aérea S-300.

Lea más: ¿Teme Rusia un acercamiento entre Irán y Occidente?>>>

El gobierno ruso ha atribuido la retirada de la prohibición de exportar misiles S-300 a Irán a los cambios en la situación internacional, aunque los expertos rusos consultados dudan que Teherán pueda recibir los misiles este año.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies