Kim Kardashian promete aprender armenio en primer viaje a su tierra de origen

La conocida celebridad estadounidense de origen armenio Kim Kardashian prometió hoy en Ereván aprender el armenio al reunirse con el primer ministro del país

La conocida celebridad estadounidense de origen armenio Kim Kardashian prometió hoy en Ereván aprender el armenio al reunirse con el primer ministro del país, Hovik Abrahamyán, en su primera visita a la tierra donde nació su bisabuelo.

Acompañada de su hermana Khloé, Kardashian se excusó ante el jefe del Gobierno armenio por no hablar el idioma del país caucásico y prometió que hará todo lo posible para aprenderlo, según medios armenios.

Las dos hermanas aseguraron sentirse felices por poder conocer por fin sus raíces y adelantaron que aprovecharán el viaje para acercarse al pueblo armenio, conocer sus aldeas y ciudades, y su cultura y tradiciones.

La actriz y presentadora, que aterrizó ayer en Ereván con su no menos famoso marido, Kenny West, participará a partir de la próxima semana en los actos para conmemorar el Centenario del Genocidio del pueblo armenio a manos del Imperio Otomano, que se recuerda el 24 de abril.

En la reunión con Abrahamyán, Kim y Khloé prometieron continuar con su lucha para lograr un amplio reconocimiento y condena internacionales del genocidio perpetrado durante la Primera Guerra Mundial contra los armenios, en el que murieron, según algunos cálculos, 1,5 millones de personas.

Miles de admiradores recibieron ayer a la también modelo y actriz en el aeropuerto de Ereván.

"¡Armenia, estamos aquí! Estamos muy contentos de haber llegado y empezamos un viaje que recordaremos toda la vida. Gracias a todos los que fueron a recibirnos. No veo la hora de empezar a descubrir mi país y probar la rica comida local", escribió Kardashian en su cuenta de Instagram.

Kim aprovechará su estancia en Armenia para grabar un episodio del "reality show" que presenta, "Keeping Up with the Kardashian", sobre las raíces de su familia.

El bisabuelo de Kim, Tatos Kardashian, emigró a Estados Unidos en 1913, dos años antes del genocidio, lo que le permitió evitar los horrores de la persecución y la deportación masiva que vivió su pueblo entre 1915 y 1923.

Lea más: El sexo en la vida del ciudadano soviético>>>

El escritor Denís Dragunski nos explica cómo el individuo soviético mantenía la libertad corporal, cómo conseguía material pornográfico y por qué se recurría poco a los servicios de las prostitutas.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies