Ucrania prohíbe la propaganda de los regímenes comunista y nazi

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania prohibió hoy la propaganda de los regímenes comunista y nazi, la negación pública del carácter criminal de esos sistemas y el uso de sus símbolos.

"La adopción de la norma contribuye a eliminar amenazas a la soberanía, integridad territorial y seguridad nacional de Ucrania, el refuerzo del espíritu y la moral de la nación ucraniana", señala la nota que acompaña el proyecto de ley.

La iniciativa fue apoyada con el voto de 254 de los 422 parlamentarios que integran la actual Rada.

La normativa, sin embargo, "no prohíbe la ideología, porque es inaceptable para cualquier país democrático", subrayó Yuri Lutsenko, presidente del Bloque del presidente Petró Poroshenko, el primer partido del país.

"Este proyecto de ley prohíbe cualquier régimen totalitario, se pinte del color que se pinte: fascista, comunista o cualquier otro. El régimen totalitario está prohibido y condenado en Ucrania", aseveró Lutsenko.

La ley también obliga al Estado a investigar toda información sobre los delitos cometidos durante las dictaduras totalitarias.

Al mismo tiempo, otra ley aprobada hoy por la Rada con el apoyo de 271 diputados legaliza a todas las organizaciones políticas y paramilitares que lucharon contra el régimen soviético durante la Segunda Guerra Mundial, incluso aquellas que colaboraron con los ocupantes nazis.

"El Estado reconoce que los luchadores por la independencia en el siglo XX jugaron un papel fundamental en la restitución del Estado ucraniano, proclamado el 24 de agosto de 1991", precisa el proyecto de ley.

La normativa prevé garantías sociales, privilegios y otros pagos a los llamados "luchadores por la libertad" y miembros de sus familias.

Ucrania formó parte de la Unión Soviética desde la creación de ese extinto país y hasta su desintegración en 1991.

El presidente de la Rada, Alexandr Turchínov, disolvió el pasado verano el grupo parlamentario del Partido Comunista de Ucrania (PCU), tras un cambio de reglamento que dejó a esa formación sin suficientes diputados para constituir un grupo.

Poco antes, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, pidió a los tribunales que ilegalicen a la formación comunista, aunque meses después, la causa fue desestimada por la Justicia.

Lea más: La relación con el pasado separa a Ucrania y Rusia >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies