Orden de busca contra director huido de la compañía del pesquero ruso hundido

El presidente de la compañía "Maguellan", propietaria del pesquero ruso que se hundió la semana pasada en las frías aguas del mar de Ojotsk causando la muerte de al menos 56 marineros, ha sido declarado en busca y captura, informó hoy el Comité de Instrucción de Rusia.

Según los investigadores, el responsable de la empresa, Yegor Gaschenko, se encuentra en estos momentos en Corea del Sur.

En el marco de la investigación de la tragedia, el vicepresidente de la compañía, Alexander Kudritski, ya ha sido detenido.

"Como se prevé por las investigaciones, esos dos responsables no serán los únicos acusados en el caso del hundimiento del pesquero y por la muerte de personas", informó el Comité.

El arrastrero "Dalni Vostok", de 5.700 toneladas de peso y 104 metros de eslora, fue construido en 1989 y pertenecía a la compañía Maguellan, con sede en la isla de Sajalín.

Su hundimiento en la madrugada del pasado jueves a unos 300 kilómetros de la costa de Kamchatka, en el extremo oriental ruso, causó la muerte de al menos 56 de sus 132 tripulantes.

Aún están desaparecidos 13 marineros, mientras que los otros 63 pudieron ser rescatados con vida.

Uno de los supervivientes describió la tragedia el pasado viernes como "la del Titanic" y dijo que "la gente volaba desde arriba".

El buque "iba de vacío y no podíamos equilibrarlo. Sacamos mucho pescado (con la red de arrastre) y esto hizo que el barco se inclinara cada vez más, hasta que no hubo marcha atrás", narró el joven marinero.

Los investigadores apuntan a errores humanos y diversas irregularidades como las causas más probables de la tragedia.

El vicepresidente del Gobierno regional de Sajalín, Serguéi Sheredekin, explicó que la embarcación llevaba poco combustible, usado como lastre, por lo que, al subir a bordo una red con una carga de ocho toneladas, el pesquero perdió el equilibrio y volcó.

Los investigadores acusan a los responsables de la empresa de no haber tomado medidas para cargar más combustible, además de que no había suficientes lanchas de salvamento y el buque llevaba a bordo más gente de la permitida.

Una docena de supervivientes, los más graves, fueron trasladados en helicóptero a los hospitales de la península de Kamchatka, donde se recuperan de hipotermias severas.

En el buque trabajaban 78 rusos y 54 extranjeros, de países como Birmania (Myanmar), Ucrania, Vanuatu y Letonia.

Lea más: Tragedia en el mar de Ojotsk >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies