Inundan el submarino nuclear incendiado en Rusia para apagar el fuego

El submarino nuclear ruso que se incendió hoy en los astilleros de Severodvinsk, en el mar Blanco, será sumergido parcialmente para apagar el foco del fuego que se originó en sus compartimentos inferiores.

Los astilleros "Zviózdochka", en los que se encuentra en reparaciones el submarino nuclear ruso "Oriol", han tomado la decisión de llenar de agua el dique seco en el que se halla el sumergible.

"Ya hemos abierto las esclusas del dique para dejar que entre el agua del (río) Severnaya Dvina. El submarino será inundado hasta el foco del incendio. El resto de los compartimentos del navío han sido sellados", informó a Interfax un portavoz de la Corporación Unida de Astilleros rusa.

Los trabajos para inundar el sumergible y extinguir definitivamente el incendio llevarán entre 5 y 7 horas, según "Zviózdochka".

"Según datos preliminares, el fuego se produjo en el revestimiento de caucho entre el casco exterior y el interior del submarino", dijo antes una fuente policial.

Agregó que el siniestro se originó durante unos trabajos de soldadura que se realizaban en un dique seco de los astilleros.

"A bordo del submarino no había armamento", dijo a TASS la fuente policial.

Por su parte, la oficina de prensa de los astilleros informó de que el combustible nuclear de los dos reactores del sumergible había sido retirado, como es habitual, antes comenzar las reparaciones, que se iniciaron en 2013.

"Las labores para apagar el fuego continúan. Se ha logrado impedir que se propague a otros compartimentos", dijo un portavoz de "Zviózdochka" a la agencia Interfax, y precisó que el incendio comenzó en la popa del submarino.

El comandante en jefe de la Armada rusa, el almirante Víktor Chirkov, aseguró que se trata de un "incendio menor" y que sigue la situación desde el Estado Mayor Naval, en San Petersburgo.

Botado en 1992, el "Oriol" es un crucero sumergible de la clase Oscar-II, la misma del "Kursk", el submarino ruso que se hundió en la mar de Barents el 10 de agosto 2000, accidente que costó la vida a sus 118 tripulantes,

El sumergible es propulsado por dos reactores nucleares de 190 megavatios de potencia cada uno y en estado de servicio está equipado con 24 torpedos y 24 misiles crucero antibuque "Granit".

Lea más: Los submarinos atómicos rusos, pilar de la defensa del país >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.