Superviviente del pesquero ruso: "era como el Titanic, la gente volaba"

"Era como el Titanic. La gente volaba desde arriba". Así describía uno de los supervivientes del naufragio de un pesquero ruso la tragedia ocurrida la madrugada de ayer frente a la península de Kamchatka, en la que murieron al menos 56 marineros.

"Era como el Titanic. La gente volaba desde arriba". Así describía uno de los supervivientes del naufragio de un pesquero ruso la tragedia ocurrida la madrugada de ayer frente a la península de Kamchatka, en la que murieron al menos 56 marineros.

"Era horrible", afirma desde un hospital del puerto de Magadán, en el Extremo Oriente ruso, donde se recupera, uno de los marineros rusos del arrastrero, que llevaba una tripulación de 132 personas, de las cuáles hay 63 supervivientes y aún 13 desaparecidos.

En un vídeo difundido hoy por la agencia Ruptly, un joven marinero ruso narra que el buque "iba de vacío y no podíamos equilibrarlo. Sacamos mucho pescado (con la red de arrastre) y esto hizo que el barco se inclinara cada vez más, hasta que no hubo marcha atrás".

Agregó que "era como el Titanic. La gente volaba desde arriba. Era horrible".

Los servicios de rescate reanudaron hoy las labores de búsqueda de los 13 desaparecidos del "Dalni Vostok", tareas en las que participan una veintena de pesqueros, un embarcación de rescate y un helicóptero.

Una docena de supervivientes, los más graves, fueron trasladados entre ayer y hoy en helicóptero a los hospitales de la península de Kamchatka, donde se recuperan de la grave hipotermia que sufrieron al caer a las gélidas aguas del mar de Ojotsk.

Al menos dos de los supervivientes han contraído neumonía, según se ha informado.

Las declaraciones del marinero ruso parecen confirmar las sospechas de las autoridades, que señalan al error humano como la causa más probable de la tragedia.

El vicepresidente del Gobierno regional de Sajalín, Serguéi Sheredekin, explicó que la embarcación llevaba poco combustible, usado como lastre, por lo que al subir a bordo una red con una carga de ocho toneladas, el pesquero perdió el equilibrio y se dio la vuelta.

El barco no emitió señales de alarma antes de hundirse alrededor de las 20.40 GMT del miércoles.

En el buque trabajaban 78 rusos y 54 extranjeros, de países como Birmania, Ucrania, Vanuatu y Letonia.

El arrastrero, de 5.700 toneladas de peso y 104 metros de eslora, fue construido en 1989 y pertenecía a la compañía Magellan, con sede en la isla de Sajalín.

Rusia negó hoy que el hundimiento de un pesquero ayer en aguas del mar de Ojotsk, frente a la península de Kamchatka, en el que murieron al menos 56 marineros, se debiera a una colisión con un submarino.

Lea más: Tragedia en el mar de Ojotsk>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.